Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Juan Peralta: "A nivel diseño, la isla está creciendo muchísimo"

Argentino de nacimiento, adora Mallorca porque "lo tiene todo"

Juan Peralta

Juan Peralta

P "Eres de donde vives", dicen en su presentación.

R Mi relación con la isla viene desde hace muchos años, pues tengo una hermana viviendo aquí y cada verano me escapaba a verla y alargaba cada vez más las estancias. Así que cuando decidí junto a mi pareja embarcarme en un proyecto común buscamos un nuevo lugar para vivir. Necesitábamos estar más en contacto con la naturaleza y un país más ordenado. Mallorca era el lugar perfecto, y Palma, la ciudad ideal porque lo tiene todo. Así que, en 2016, emprendimos la mudanza desde Buenos Aires hasta aquí.

P A usted no había que convencerlo demasiado pero, a Mauricio, ¿qué fue lo que le sedujo de Mallorca?

R Yo lo engañaba enseñandole fotos tomadas en invierno de calas solitarias... (Risas). Mauricio es diseñador industrial y, aunque le gustó mucho el rollo Mediterráneo, tenía cierto temor por que no conocía nada de la isla y, sobre todo, no conocía nada cómo estaba funcionando el tema de la industria, de los materiales, la mano de obra... Así que, al principio, yo me puse a trabajar en una empresa hotelera, en el departamento de Márketing, y él hizo un máster en la UIB donde aprendió muchísimo sobre la cultura local. Eso le hizo ver Mallorca y su historia de una manera completamente diferente, tanto, que ya me enseña más a mí que yo a él las bondandes de este sitio.

P ¿Y cómo surge Contain?

R Queríamos hacer una colección juntos que definiera quiénes somos y nuestros valores. De ahí el nombre, Contain, que significa que nos sentimos acogidos por esta tierra, que formamos parte de su contenido. Además, también es un nombre muy internacional, se entiende su significado al completo.

P ¿Cuáles son esos valores a los que se refiere?

R Creemos profundamente en la cooperación con el artesano local. El material de la isla es único y eso hay que ponerlo en valor y en perspectiva. Y pongo varios ejemplos. Que una empresa como Gordiola, con 300 años a sus espaldas, siga siendo fiel a su técnica de vidrio soplado es algo único; un referente también es la fábrica Huguet y su trabajo con la piedra. Pero hay mucho más: herreros y otros productores más pequeños con una técnica envidiable.

P Siendo extranjero, valora más el trabajo artesano realizado en la isla que el propio mallorquín...

R No creo. Lo que sí es cierto es que, desde hace cuatro años, Mallorca, a nivel de diseño, está creciendo muchísimo y también empieza a venderse mejor. Al principio, lo he contado, Mauricio no las tenía todas consigo, pero basta conocer un poco la historia, la cultura y la artesanía de la isla para comprender que hay mucha calidad y que aún queda mucho por descubrir. Es verdad que no fue fácil convecer a los artesanos de la necesidad de combinar tradición con nuevas tecnologías y métodos, pero creo que la relación es ahora excelente. Ahora hemos incorporado los diseños con materiales 3D, una manera de producir más sostenible a base de material reciclado, con el que hacemos las bases de las lámparas.

P ¿Hacia donde van Contain?

R Es difícil decirlo porque acabamos de llegar. Fíjate que nuestra primer pedido vino de una familia de la isla que vio una lámpara en una exposición y nos ofreció iluminar su nuevo hogar. Después hemos hecho las lámparas de las habitaciones del hotel Riu Plaza de España, en Madrid, un encargo directo. Aunque es verdad que el 80 por ciento de las ventas se van a Europa o a los EEUU.

P¿Es fácil ser empresario en Mallorca?.

R Más que en Argentina, seguro. Las instituciones, por ejemplo el IDI, a nuestra llegada nos dieron los contactos de todos los proveedores de la isla, que eso fue una gran ayuda. Pero, eso sí, vamos aprendiendo por el camino.

PLa próxima semana participan de nuevo en la muestra Made in Mallorca, que se celebrará del 11 al 14 en el Aljub de Es Baluard, en Palma...

R Si, una oportunidad fantástica de dar a conocer, no solo nuestro trabajo, sino el de resto de participantes. La idea es promover el poder del lugar donde se hacen las cosas, que es lo que desde Contain intentamos hacer. Enseñaremos algunas de nuestras últimas piezas junto a 15 firmas increíbles del sector hábitat, también mobiliario.

PUna curiosidad. ¿La reina Máxima de Holanda ya tiene algún diseño suyo en palacio?

R Sabemos que tiene nuestro catálago pero, de momento, no tenemos ningún pedido.

p. Contain existe gracias a una camiseta...

R. Podríamos decirlo así. Mauricio Obarrio y yo nos conocimos en una fiesta en Nueva York gracias a un amigo en común. A la semana de estar juntos, fui a su casa y, como soy un obsesionado del orden, me puse a doblar una pila de camisetas limpias que tenía en el salón. Y entonces vi una de color verde, con la cara de Woody Allen y que ponía "Manhattan". Le pregunté que de dónde la había sacado y me dijo que se la había encontrado hacía cuatro años en un albergue en Berlín. Esa camiseta la había perdido yo en ese hostal.

p. ¿Y es difícil mezclar trabajo y amor?

R. Es complicado trabajar con tu pareja, pero intento tomarme las cosas con calma. Llevo a rajatabla eso de 8 horas de trabajo, 8 de ocio y 8 de sueño. Aunque la inspiración me llega por las tardes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats