Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Series

El mago definitivo

La adaptación de las novelas de George R. R. Martin en 2011 cambió por completo el panorama televisivo y devolvió la reputación al género de fantasía

El mago definitivo

El tiempo de las Xenas, los Hércules y las Embrujadas había acabado hasta que irrumpió en escena un hombre con muchos dragones en la cabeza. La adaptación de las novelas de George R. R. Martin en 2011 cambió por completo el panorama televisivo y, entre otras cosas, devolvió la reputación al género de fantasía dentro de la "caja tonta". Aunque lo ha hecho de forma tímida, con contadas series de éxito como Outlander, Lucifer, Once upon a time o Siren. A pesar de todo, las plataformas de streaming no se rinden. La fantasía debe prevalecer. De hecho, en los últimos meses, cada una ha lanzado al mercado una serie de fantasía -que no de ciencia ficción- que ha intentado encandilar a los espectadores más imaginativos. Amazon sacó Carnival Row, con Cara Delevingne y Orlando Bloom, y Good Omens, con Michael Sheen; HBO estrenó Materia oscura, con el magnífico James MacAvoy; y Netflix recuperó Cristal oscuro, y el 20 de diciembre jugó la carta de The Witcher, la serie basada en la exitosa saga de libros y videojuegos de fantasía con el mismo nombre, que cuentan una historia épica sobre el destino y la familia. Geralt de Rivia, un solitario cazador de monstruos, lucha por encontrar su lugar en un mundo donde los seres humanos son peores que las bestias. Cuando su camino se cruza de forma inesperada con una poderosa hechicera y una joven princesa poseedora de un peligroso secreto, los tres deben aprender a transitar juntos un continente a punto de estallar. La saga literaria del escritor polaco Andrzej Sapkowski está compuesta por ocho libros que han sido superventas en Europa y Estados Unidos. La primera novela se publicó en 1993 bajo el título de El último deseo. Desde 2005 se han publicado tres videojuegos sobre Geralt.

El actor británico Henry Cavill es el encargado de encarnar al mago protagonista. El intérprete tiene experiencia en adoptar la personalidad de héroes de la cultura popular. De hecho, saltó a la fama tras interpretar a Superman en 2013 y en las películas de superhéroes como Liga de las Justicia en 2017.

La historia de The Witcher transcurre en un continente sin identificar que fue poblado miles de años atrás por elfos provenientes de otra dimensión. Cuando estos llegaron, sólo encontraron gnomos y enanos en la región. Tras un cruento periodo de guerras entre estas razas, los enanos se retiraron hacia las montañas y los elfos se establecieron en las planicies y los bosques. Los humanos llegaron aproximadamente 500 años antes de los acontecimientos sobre los que versan las historias, dando inicio a un nuevo periodo de guerras. Las personas se convirtieron en la raza dominante empujando a los no-humanos a vivir dentro de guetos.

La serie está basada en las obras de Sapkowski, aunque la caracterización de los personajes se basará en los mismos patrones que el videojuego.

El rodaje se realizó en países de Europa del este, incluyendo Polonia, y en Las Palmas de Gran Canaria. La serie se estrenará en junto a otra serie fantástica de Netflix, Perdidos en el espacio, con una segunda temporada, y también lanza El vecino, la producción que narra la vida de un superhéroe venido a menos. La protagoniza Quim Gutiérrez. Cuánto héroe suelto.

Compartir el artículo

stats