Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Frikilandia

El dinero, el gran rival de Spider-Man: Sony rompe su acuerdo con Disney y Tom Holland queda fuera del universo cinematográfico actual de Marvel

Tom Holland caracterizado como Spider-Man.

El amigo y vecino Spider-Man se ha enfrentado a lo largo de su heroica y exitosa carrera en el mundo del cómic a villanos de todo tipo, ya sean millonarios ataviados con trajes de duendes o seres cósmicos tan poderosos como peligrosos. En la gran pantalla, el hombre arácnido ha tenido una etapa de luces y sombras. Mientras la mayoría de los superhéroes de Marvel generaban entusiasmo y audiencias millonarias con arriesgadas y caras películas, fruto de la compra de la Casa de las Ideas por parte de Disney, el trepamuros de Nueva York, cuyos derechos pertenecían a Sony, resucitaba su franquicia en dos ocasiones (con Tobey Maguire y Andrew Garfield al frente) con filmes que no gozaban de la aprobación del público o la crítica.

En 2016, todo cambió para Spider-Man. Marvel llegó a un acuerdo con Sony para incorporar a este personaje a su universo cinematográfico. El debut fue con Capitán América: Civil War y Tom Holland se convirtió en el nuevo rostro de Peter Parker. Tal fue el éxito de esta incorporación, que el Hombre Araña regresó para protagonizar su propia película en 2017, Spider-Man Homecoming, y fue uno de los héroes destacados en las titánicas producciones Vengadores: Infinity War y su posterior secuela Endgame.

Este mismo año, este superhéroe ha protagonizado su segunda película en solitario tras el acuerdo Marvel-Sony, Spider-Man: Lejos de casa, que se ha convertido en la más taquillera hasta la fecha del personaje creado por el fallecido Stan Lee en 1962. Sin embargo, ni las cifras millonarias, ni la positiva respuesta del público han sido suficientes para mantener el acuerdo entre las dos grandes empresas, por lo que Spider-Man dejará de pertenecer al universo cinematográfico de Marvel y regresará a Sony con nuevas aventuras diferentes a lo que ya hemos visto en los últimos cuatro años.

El motivo de esta decisión ha sido el dinero. Disney quería una mayor participación en la franquicia y llegar a un acuerdo del 50% cada uno (Sony obtenía más beneficios), algo que la productora no ha aceptado. Además, la factoría de Mickey Mouse pretendía ampliar el acuerdo con más personajes ligados al trepamuros, como el vampiro Morbius o el cazador Kraven, que preparan sus propios filmes en solitario de la mano de Sony. Esta decisión ha generado un fuerte rechazo por parte del público, que estaba entusiasmado con la presencia de Holland en las ambiciosas fases de Marvel.

El propio actor ha roto recientemente su silencio con unas declaraciones de lo más diplomáticas: "Hemos hecho cinco grandes películas. Han sido cinco años asombrosos. Me lo he pasado como nunca. ¿Quién sabe qué nos depara el futuro? Pero todo lo que sé es que voy a seguir interpretando a Spider-Man y pasándomelo como nunca. Va a ser muy divertido, sin importar cómo lo hagamos. El futuro para Spider-Man será diferente, pero será igual de impresionante y asombroso".

Parece que, finalmente, el Hombre Araña ha encontrado a su rival más peligroso. Un enemigo al que no puede derrotar con los métodos habituales y que incluso es capaz de controlar su destino: el dinero.

Compartir el artículo

stats