Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los puntos sobre las uves

La calidad y la cantidad

En el glorioso pasado reciente este país era bipartidista. Con las lógicas reticencias derivadas del pensamiento de cada cual, los líderes del PP y del PSOE tenían cierta alcurnia intelectual. Comparas a Felipe con Pedrito y te da la risa floja, comparas a Fraga con Casado y las carcajadas se confunden con las convulsiones. Ello ha derivado en la aparición de otros tres figurones, Pablito el demagogo, Riverita el cambiante y Abascal el cavernícola. Los cinco candidatos juntos no resistirían un round intelectual con los dos que evocaba más arriba, por no hablar de otros brillantes como don Santiago Carrillo. Así el asunto, excepto paniaguados, pesebreros y seguidores religiosamente abducidos, quien más quien menos irá a votar con una pinza en la nariz€ o no irá. Que muchos no sabemos si votar o potar.

Compartir el artículo

stats