Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pubtos sobre las uves

No vacunes a tu hijo, que es moderno, imbécil

Un niño de Olot ha contraído la difteria. Al parecer sus papás pertenecen a esa nueva y moderna hornada de soplagaitas que cuestionan los consejos de los pediatras y médicos preventivistas, argumentando memeces sin demostrar y exponiendo a sus hijos a peligros como el que ha acabado afectando a su pobre hijo. Se malinterpreta el derecho de los padres a tomar decisiones, y se antepone, en este caso, al derecho de los hijos a que se les administren vacunas que les puedan salvar la vida. La Convención de Derechos de la Infancia, con rango constitucional en este país, establece que los derechos de la infancia son superiores a los de los demás en caso de conflicto. Uno debería ser el derecho a no tener padres imbéciles, pero ése, desgraciadamente, no se puede regular.

Compartir el artículo

stats