Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La casa

Un remanso de paz

La decoración se dejó en manos de Mestre Paco y todo su equipo de profesionales expertos en la recuperación y el reciclaje de muebles obsoletos

Un remanso de paz

Un remanso de paz

La casa que hoy les mostramos es característica de ese amor a la vida que entusiasma a tantos y más que se han pegado a la tierra y a su cultura, mallorquina, haciéndosela suya , desde la propiedad y la arquitectura. Galeríes Mestre Paco de Pollença y su maestro Jaume Cortés son en gran parte responsables de que esta casa de campo en sus inicios típica de las que colonizan los pequeños terrenos de la Huerta y de La Font de Pollença se haya convertido en un remanso de paz, para los sentidos, todos, y que haya ido creciendo en armonía a medida que lo hacía de sus propietarios actuales, padres de cuatro hijos, y anfitriones de multitud de amigos que les visitan con frecuencia desde Centroeuropa, donde esta luz que define la propiedad es impensable.

Podemos hablar de un estilo tradicional mallorquín, en toda su extensión puesto que desde las puertas, ventanas, armarios, en madera, obra de Fusteria Font, hasta los muros de la antigua casa, de grosor más que considerable, que todavía vemos en la zona de cocinas y salón, muestran una forma de hacer muy nuestra. En materiales la piedra de Santanyí manda en suelos y encimeras, o frentes de cocina, obra de Bultahup Nicolau, que diseño para la casa un espacio moderno y funcional que sin embargo recuerda a las cocinas de toda la vida. La zona de office hace el resto. De la decoración, una obra elegante, suave, delicada, que propicia la caricia se encargó Mestre Paco y todo su equipo de profesionales, expertos en la recuperación y el reciclaje de muebles obsoletos, arte en el que fueron pioneros y hoy son maestros indiscutibles, la transformación a priori imposible de una mesa de salón en mesa de terraza que vive a la intemperie sin que molesten pesos ni colores de antaño gracias a un trabajo de restauración, de recuperación impecables. Un estilo contemporáneo y fresco conseguido con la utilización de tonos claros, tejidos naturales y muchas piezas de madera decapada.

Seis dormitorios amplios con uno principal de terraza inmensa, cuatro baños, unas zonas de paso amplísimas iluminadas con maestría repartidos en dos plantas componen hoy el conjunto arquitectónico, logrado con una redistribución y unas reformas ultimas de gran calidad técnicas , suministros eficientes y sostenibles, que lo único que han conseguido es revalorizar cada día más la vivienda sin que la casa perdiera su esencia original.

Compartir el artículo

stats