Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cancioncillas sin intención

Era Monago un sujeto / despiadadamente abrupto, / sobre todo si tenía...

Era Monago un sujeto

despiadadamente abrupto,

sobre todo si tenía

que opinar de algún corrupto

Y nada de ética débil

ni de opciones mercenarias,

hasta que cogió un avión

y se plantó en las Canarias.

Desprovisto de prudencia

y de pasión genuflexo,

descubrió Monago amor

y también algo de sexo;

la lástima sobrevino

al descubrirse el ultraje

de que habíamos pagado

casi todos sus viajes.

Qué sensación da

que te quieran atrapar.

¡Es horrible!

Compartir el artículo

stats