Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Antonio Maura le mueven el pedestal

Noventa años después de su muerte, el político conservador vuelve a ser recordado. Ha sido el único mallorquín que ha presidido el Gobierno de España

"Divorcio consumado" entre el monumento y el ficus

"Divorcio consumado" entre el monumento y el ficus

¿Dónde contemplará el fluir del tiempo Antonio Maura tras haberlo hecho, a lo largo de casi un siglo, desde la plaza d´es Mercat? Una tormenta ha acabado con el emplazamiento del político mallorquín, el hombre que en los primeros años del siglo XX protagonizó la vida política española tras ocupar hasta siete veces la presidencia del Consejo de Ministros. Maura preconizó una imposible "revolución desde arriba", quiso modernizar la vida política española y sucumbió ante los sucesos de la denominada Semana Trágica de Barcelona. El fusilamiento de Ferrer Guardia dio al traste para siempre con la carrera política de un mallorquín que, de haber tenido éxito, hubiera cambiado, tal vez definitivamente, la faz de las derechas españolas. El teniente de alcalde de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Palma, Fernando Gilet, asegura que tenían constancia de un informe técnico que ponía de manifiesto que el ficus de la plaza, que ya estaba plantado en 1929, año de la inauguración del monumento, apenas cuatro después del fallecimiento de Maura, podía generar problemas. La masa arbórea, además del ficus, restaba visibilidad al monumento, explica Gilet, hasta el punto de que el crecimiento de los árboles, fundamentalmente del ficus, han hecho que la "cohabitación" entre éste y el monumento se haya tornado imposible. "La tormenta no ha hecho otra cosa -señala- más que anticipar el desenlace".

El teniente de alcalde añade que el informe y lo ocurrido ha hecho que se tomara la decisión de trasladar el monumento, "porque el divorcio entre el patrimonio vegetal y el artístico se ha consumado. Ahora la prioridad -prosigue- es restaurarlo y decidir cuál va a ser su nueva ubicación, para, al mismo tiempo, proceder a la remodelación y embellecimiento de la plaza". ¿Cuál será el nuevo destino de Antonio Maura? "La decisión -precisa Gilet- no está tomada, pero lo más probable es que se ubique en la calle que lleva su nombre, en la avenida Antonio Maura, junto a s´Hort del Rei y el Parc de la Mar". "Es un emplazamiento adecuado -asegura-, porque la vía lleva su nombre y porque se construyó en el siglo XIX, en la misma época en la que Antonio Maura empezó a despuntar como uno de los grandes políticos españoles". Gilet dice que hay que estudiar con detenimiento el futuro emplazamiento debido a que en la zona hay un estaci0namiento subterráneo, y el conjunto monumental pesa lo suyo, y porque se ha de adecuar convenientemente el entorno. La idea es que el traslado esté culminado antes de que se celebren las elecciones municipales de mayo. "Además -destaca-, se aprovechará la reinauguración para dar a conocer quién fue Antonio Maura, su figura y su obra, dado que es necesario que se sepa quién fue este ilustre mallorquín".

Fernando Gilet afirma que la recuperación del monumento dedicado a Antonio Maura es imprescindible, "porque se trata de una de las esculturas más importantes del patrimonio de Palma".

Alfonso Pérez-Maura

El abogado Alfonso Pérez-Maura es tataranieto de Antonio Maura, uno de sus numerosos sucesores de cuarta generación. Los descendientes del político mallorquín son en la actualidad 249. Alfonso Pérez-Maura, hijo del que fue gobernador civil de Balears en los primeros años de la Transición y después senador por Mallorca, Ramiro Pérez-Maura, es el portavoz del patronato de la Fundación Antonio Maura. "Los descendientes de Antonio Maura -afirma- recordamos su figura con mucho respeto, casi con veneración". Al preguntarle cuál es la opinión que tiene sobre dónde se ha de instalar el conjunto monumental que lo recuerda responde que "parece obvio que existe una incompatibilidad entre la masa arbórea, con la necesaria protección del ficus, en el que no se puede intervenir, y el monumento, por lo que se hace necesario cambiar su emplazamiento". "La prioridad de la familia -prosigue- no es otra más que la de que el monumento sea conservado en perfectas condiciones, que se respete íntegramente".

El tataranieto de Maura manifiesta que su antepasado merece ser recordado porque "intentó valientemente una regeneración del sistema político de la Restauración, quiso que los ciudadanos participaran en la política del país, y es evidente, como sentencian los historiadores, que no tuvo suerte en el empeño, no pudo llevar a buen término sus proyectos regeneracionistas".Nuevo emplazamiento:

El monumento probablemente será trasladado a la zona del Parc de la Mar, en la avenida que lleva el nombre de Antonio Maura

Alfonso Pérez-Maura dice que los representantes de la familia han mantenido conversaciones con el Ayuntamiento de Palma para decidir qué lugar de la ciudad es el más idóneo para reubicar el monumento, precisando que "la decisión la tienen que tomar los responsables del Ayuntamiento, porque lo que la familia desea es que el monumento se conserve en su integridad, sea restaurado y pueda volver a integrarse en el espacio de Palma". "Los ciudadanos mallorquines -prosigue- estoy convencido de que sabrán hacer lo necesario para que la figura de Antonio Maura sea recordada, para que se reconozca la importancia que tuvo a lo largo de su vida pública".

El portavoz recuerda que en ella existe un fondo documental de 1.200 unidades, albergando cada una de ellas 600 documentos. Se trata de un centro de investigación abierto a los historiadores, a todos los que desean profundizar en la figura y la obra de Antonio Maura y, por lo tanto, en lo que sucedió en España en los convulsos años finales del siglo XIX, con la pérdida de las últimas colonias, y los primeros del siglo XX, cuando la Restauración canovista empezaba a mostrar su inviabilidad para estabilizar la monarquía alfonsina.

Compartir el artículo

stats