28 de noviembre de 2009
28.11.2009
Música

Studium Aureum programa una temporada de estilo romántico

El coro y los instrumentistas de la fundación, dirigidos por Carles Ponseti, debutan el próximo lunes con Bach

27.11.2009 | 23:24
La formación repetirá concierto a beneficio de Tilloli.
A pesar de la escasez de presupuesto, el director del Studium Aureum cree que el programa elaborado para la próxima temporada es más que satisfactorio. "A nuestra fundación la crisis le afecta en la medida en la que los recursos materiales son todavía más escasos. Esto nos anima a superarnos y, gracias a la solidaridad de nuestros socios y amigos, podemos resistir un año más", cuenta Carles Ponseti. El próximo lunes arranca la nueva temporada de conciertos que se presenta de estilo más romántico que nunca y que deparará algunos recitales de primer orden.
Durante los próximos seis meses, el coro y los instrumentistas de la fundación de mismo nombre -suman en torno aunos 40 miembros– se subirán a diversos escenarios de la isla para interpretar piezas de autores tan conocidos como Bach, Schubert o Rossini.
La primera de las citas, el próximo lunes 30 de noviembre en la iglesia de Santa Magdalena. Studium Aureum se acerca a la saga de los Bach y sus coetáneos a través de obras para organistas y cantores como el Der Herr denket an uns o Ja, mir has du Arbeit. La siguiente parada, casi dos meses después, será en el Auditori del Conservatorio donde solistas, coro, piano y harmonium interpretarán la Misa solemne de Giochino Rossini. "Es una de las pocas veces que se podrá escuchar en la isla", apunta Ponseti.
El 15 de febrero, en Es Baluard, con Ángel Cabrera al piano y Manuel Cid como tenor, la fundación propone una sesión de cámara con El lied i la balada romàntiques y Die schöne Müllerin, de Franz Schubert. En el mismo escenario, pero ya el 29 de marzo, los pianistas Noemí Dalmau y Andreu Riera llevarán el peso de un programa que incluye piezas de Brahms y Hugo Wolf.
Uno de los eventos más esperados por el Studium Aureum tendrá lugar el 22 de febrero en Sant Francesc. Será el día en el que se rendirá homenaje a la figura de Antoni Martorell. Por primera vez se interpretará en Mallorca con los instrumentos originales el Requiem de Faurè. Todo lo recaudado, además, irá a beneficio de los Amics de Tilloli.
Dos conciertos sobre la música coral del siglo XX y la Symphoniae Sacrae de Heinrich Schütz, pondrán el broche a la temporada 2009-2010 de la fundación.
El abono para todos los recitales, excepto el benéfico, es de 70 euros.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!