05 de julio de 2008
05.07.2008
sociedad

La policía italiana investiga a un banda que ´reciclaba´ queso podrido para su venta

05.07.2008 | 02:00
La policía italiana investiga un nuevo escándalo por alimentos adulterados que afecta a los amantes del queso desde Pisa a Palermo: productos caducados, que a lo sumo podían ser rescatados para usarlos en alimentación animal, fueron vendidos en supermercados del país y de Alemania.
Una banda, articulada en torno a un empresario de Sicilia de 46 años, adulteró quesos semiestropeados y cubiertos de hongos de modo de que parecieran frescos, según informó el periódico La Repubblica. En sus investigaciones la policía halló gusanos, excrementos de rata y plástico en los restos de los alimentos, lonchas de mozzarella y gorgonzola de marcas conocidas como Galbani, Granarolo y Prealpi. Los delincuentes, que vendían los productos como nuevos, han ganado varias decenas de millones de euros, según las autoridades que, pese a todo, subrayaron que el material no era de riesgo elevado para los consumidores.
Los agentes descubrieron a la banda después de que hace dos años se detuviera en el norte de Italia a un camión de cuyo contenedor salía un olor nauseabundo. El queso intervenido iba a ser enviado a la firma Megal para su posterior ´reciclado´
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine