07 de marzo de 2008
07.03.2008
publicaciones

La historiadora Isabel Peñarrubia presenta ´Moviment feminista i sufragi a Mallorca´ en el Casal de Dones

07.03.2008 | 01:00
Isabel Peñarrubia, junto a Lila Thomàs.
El papel que las mujeres mallorquinas, y muy especialmente las maestras, desarrollaron en la consecución de derechos cívicos durante el despertar del siglo XX queda recogido en Moviment feminista i sufragi a Mallorca, el libro que Isabel Peñarrubia presentó anoche en el Casal de les Dones.
La obra, que conforma el volumen número 57 de la colección Quaderns d´Història Contemporània de les Balears, concluye en la Segunda República, cuando se hizo efectivo el sufragio para las mujeres, un repaso por iniciativas de diputados, recogidas de firmas y la tímida apuesta por el voto femenino, restringido a las viudas, durante la dictadura de Primo de Rivera, explicó la autora, quien destacó el papel que la Escola Normal desarrolló en Mallorca en favor de movimientos como el pacifista y en la formación de mujeres que tomaron "iniciativas de repercusión social, como las colonias para niñas, 15 años después de que los niños empezaran a ir", recuerda Peñarrubia, para la que la lucha por el sufragio avanza en paralelo a la cruzada por las reformas del Codigo Penal y del Código Civil, del que se enmendaron varios artículos.
"Lo que llega más tarde es la reforma para la separación de los bienes y la abollición de la necesidad de licencia parital para casi todo, que no tienen lugar hasta la Consitución de 1978", poco después de una dictadura con la que el feminismo expermientó "un retroceso hasta la época de Fernando VII" y antes de una contemporaneidad en la que los peligros se encuentran en las mentalidades, "mucho más difíciles de cambiar que las normativas y las ideologías", y en "la ofensiva de los fabricantes de moda y productos estéticos, dirigidos a torturar el cuerpo de la mujer".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!