La cabalgata de los Reyes Magos del próximo día 5 de enero repartirá un total de ocho toneladas de caramelos aptos para diabéticos y celíacos, una iniciativa que responde a una antigua demanda de la Asociación de Personas con Diabetes de Illes Balears y la Asociación de Celíacos de Baleares.

Uno de los objetivos de esta iniciativa es concienciar a la población sobre la normalización de productos sin gluten, una proteína que está presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.