El representante de Bob Dylan en España, Gay Mercader, dijo ayer que ve "complicado" que el cantautor participe en la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias, dado que no le gustan excesivamente las cámaras. Justificó sus dudas en el caracter "esquivo" del artista ante la presencia de los fotógrafos.

Mercader añadió que aún no conoce la reacción del artista, pero que ya se le ha mandado toda la información al respecto.