De existir el cóctel Vanexxa, éste estaría integrado por unas dosis de Liza Minelli de Cabaret, la dulce fuerza de la Rosenvinge, el descaro de la Mala Rodríguez y el sobreviviré desgarrador de las muñecas rotas del Moulin Rouge, todo esto servido en una copa vintage del París creativo de la Gertrude Stein.

El pop más dulce, el rap femenino callejero, el punk y rock se darán la mano mañana domingo en el Teatre Lloseta (21.30h, 12 euros) ante uno de los debuts del año, Vanexxa se rompe o se raja, un set de canciones para morir de desamor, desde el rincón mas sórdido del cabaret.

Compositora, letrista, cantante, dramaturga y actriz, Vanexxa se curtió en el teatro alternativo y ha sido dirigida por directores de la talla de John Malkovich, Joaquín Oristrell o Juanma Bajo Ulloa. Contundencia y ternura son dos de sus principales armas interpretativas.

Vanexxa también se está convirtiendo en un imparable fenómeno precedido por un éxito en la red (el año pasado fue récord de descargas en Internet con su maqueta Desheredada) y una serie de circunstancias inesperadas: la mexicana Julieta Venegas quedó fascinada al verla actuar -le impresionaron su actitud y sus letras- y no se lo pensó dos veces para invitarla a ser su telonera en su concierto de Madrid. Con una Riviera abarrotada, Vanexxa dejó a las 3.000 personas que allí estaba alucinadas. Intelectuales de la talla de Leopoldo Alas se deshacen también en halagos hacia ella. Y es que cada vez que se sube a un escenario gana enardecidos fans. El último hito en su carrera ha sido cantar una canción con Jamie Cullum, en la segunda edición del Heineken Green Space .

Las dos ´xx´ de su nombre nos indican que algo inquietante y misterioso está detrás de Vanexxa. Pero no porque su estilo o sus letras tengan carga sexual, sino porque las emociones que sus canciones despiertan pueden llegar a hacer sangrar. Se rompe o se raja -el título de su nuevo disco- es una expresión chilena que quiere decir "ahora o nunca".