A pesar de que la protección infantil es fundamental, ya que antes de los 21 años hemos recibido entre el 50 y el 80 por ciento de la radiación solar total de nuestra vida, casi un tercio de los padres, el 29 por ciento, protege a sus hijos del sol con un índice solar inferior al recomendado, es decir, factor 30 o superior.

Este es uno de los resultados de una encuesta sobre Conocimientos y hábitos de exposición solar de la población, que ha sido presentada junto con la campaña de prevención del cáncer de piel de la Academia Española de Dermatología y Venereología, en colaboración con los laboratorios La Roche-Posay.

Los niños se exponen al sol tres veces más que los adultos por sus hábitos de vida, pero el 50 por ciento de los padres encuestados reconoce no proteger a sus hijos cuando juegan en el parque y el 3 por ciento admite no hacer nada especial en cuanto a protección física o fotoprotección.