El caso Andratx llegó ayer por primera vez al teatro de la mano de los alumnos más pequeños de la Escola Municipal de Teatre de Palma, que al mediodía y en su sede del Xesc Forteza, cerraron el curso con una brillante y divertida actuación.

Los niños más pequeños representaron con gran ilusión la obra Improvisacions, siete pequeños sketchs y el recitado del cuento Poema dels enamorats, una creación de Sara Martínez Moll, más conocida como Sa Rondallaire y una de las profesoras del grupo infantil, junto a Daniel Gándara, que deleitaron al público. La obrita Corrupció en Andrutx estuvo protagonizada por un chuleta Hidalgo, que recibe la oferta de soborno de dos millones de euros, más tres chalés y otras tantas piscinas, a cambio de una licencia para la "empresa fantasma" Ilegalconstrucción. Pero Hidalgo, y sus amigos de la prensa y la política quedan escaldados por una metedura de pata del entramado y acaban detenidos por la Policía.

El resto de piezas fueron: Tarzán i la recerca de les juanolas perdudes, donde el Rey de la Selva se recupera de su afonía robando unas pastillas en una farmacia; Turisme a Mart; una parodia de los viajes del futuro; Embulls a la Cort, una especie de salsa rosa medieval; Anuncis, parodia de los anuncios televisivos de detergentes; Lady Margaret, una avanzada princesa, adelantada para su tiempo; y Les quatre estacions, una metáfora del paso del tiempo.

Los alumnos mayores, arropados por los pequeños, escenificaron Museu de Cera, donde personajes famosos como el emperador Napoleón, Cleopatra, Adolf Hitler; Juana la Loca y Nerón cobraron vida.

Cantera

Las figuras de cera acabaron huyendo de un museo a punto de cerrar, pero el dictador alemán no pudo escapar y terminó derretido. La obra estuvo dirigida por los profesores Pere M. Pavia y Joan Moll, que recordó los 23 años que la Escola Municipal de Teatre de Palma lleva formando alumnos y enseñando a los niños inscritos que el teatro "es un juego", al que se aprende a jugar con mucha paciencia y que te puede llevar muy lejos.