La jornada de ayer permitó conocer los resultados en el uso de nuevas tecnologías de muchas empresas y entidades financieras de las islas, como Sol Meliá y Sa Nostra.

El director de Desarrollo de Negocio Electrónico de la Caixa de Balears, Emilio López, apuntó que ya son 60.000 personas las que recurren a su apartado de banca electrónica. Una cuarta parte de los usuarios del servicio son empresas.

López agrega que las operaciones bancarias a través de la red están creciendo "a un ritmo del 30% anual" y que una de las cuestiones claves "es garantizar la seguridad. Por eso, las inversiones en este campo pueden ser cuantiosas, a pesar del ahorro de costes que existe en otros ámbitos".