La Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Alimentos (AFSSA) recomendó ayer un reforzamiento de los dispositivos de vigilancia de la fauna avícola salvaje como respuesta a la aparición de posibles casos de gripe aviar en territorio europeo.

A través de una nota, la Agencia considera que Francia no está en situación de riesgo en relación con esa enfermedad animal, dado que hasta el momento no se ha registrado caso alguno en el país ni en los limítrofes.

No obstante, asegura que carece de todas las informaciones epidemiológicas posibles acerca de la fauna avícola salvaje y de algunos casos presuntos aparecidos en Europa.