La producción de nuevos medicamentos del antiviral Tamiflu, de la multinacional Roche, el más demandado para hacer frente al virus de la gripe aviar, tarda en fabricarse al menos un año. La compañía realiza los máximos esfuerzos para aumentar la producción y atender las demandas de las autoridades sanitarias de España, que el martes, en la Comisión de Salud Pública acordaron aumentar las peticiones de tratamientos para cubrir la necesidades entre un 15 y un 25 por ciento de la población.

Debido al largo proceso de producción del fármaco Tamiflu, Roche considera esencial que los gobiernos adelanten sus necesidades de abastecimiento y realicen sus peticiones con tiempo suficiente.