La Banda Municipal de Palma presentó ayer la temporada de conciertos 2005/2006 en la que incluye su propio homenaje al cuarto centenario de la publicación de El Quijote.

El último de los cinco conciertos del primer trimestre de la temporada contará con una composición de Ferrer Ferran, además de la obra La aventura de El Quijote de J. Guridi o El hombre de la Mancha de M. Leigh.

Los conciertos, que comenzarán a celebrarse el próximo sábado 8 de octubre, se realizarán en el Conservatorio de Música de Balears a partir de las 19.30 horas cada sábado y su entrada es gratuita.

"Seguimos la línea de las dos últimas temporadas, queremos aumentar el nivel artístico para subir también la asistencia de público que estas últimas ediciones ya se ha duplicado y en ocasiones hasta triplicado", anuncia Juan Giménez, director de la banda.

"Tocamos desde zarzuela, paso doble, o música popular para los más mayores, a piezas que nos piden los pequeños. Todos son fieles", añade.

Giménez avanzó, asimismo, las novedades para los siguientes trimestres. Aunque "aún están por confirmar", se espera un concierto que recoja la música popular de Salvador Brotons, así como un especial de bandas sonoras cinematográficas con imágenes proyectadas o un recital que conmemore el 250 aniversario de la muerte de Mozart.

Además, se espera la colaboración con un grupo de teatro infantil que desarrollará la obra Es pou de sa lluna inspirada en una rondalla que recogió Jordi des Racó.

El presupuesto del que dispone la banda es de 40.000 euros para personal y 20.000 euros para material que se prevé que aumentará la siguiente temporada.