Consejos

Las 10 claves para sacar el máximo partido a LinkedIn

Un serie de recomendaciones te ayudarán a exprimir todas las posibilidades de la red social orientada al empleo

10.03.2016 | 02:22
Una pantalla de LinkedIn.

¿Quieres crear un perfil laboral de forma sencilla y accesible para todo el mundo? ¿Buscas hacer contactos o dar con alguna empresa que se adapte a tu modo de trabajo, a tu experiencia o a tu formación? LinkedIn es tu respuesta.

Las redes sociales están haciéndose un hueco cada vez mayor en el mundo laboral gracias al auge tecnológico. Actualmente, muchas de ellas se utilizan como un puente de comunicación entre empresas y su público, pero también entre las empresas y sus trabajadores, tanto presentes como futuros.

Tener un buen perfil en las redes es algo esencial, al igual que saber qué puedes utilizar para navegar por el mundo empresarial. LinkedIn es uno de los referentes -por no decir la red social principal - a la hora de buscar empleo y de crear una buena carta de presentación pública a la que pueda acceder todo el mundo, ya sea para ofrecerte algún tipo de empleo, para tenerte fichado por si encajas con ellos o, simplemente, para que puedas hacer contactos dentro del espacio al que te quieres dedicar o te dedicas, que tampoco vienen nada mal.

Como no todo el mundo sabe utilizar LinkedIn o no conoce todas sus posibilidades, apuntamos 10 trucos o consejos para sacarle el máximo partido. Desde crearte un email para la red social y que no se te pase nada por alto, hasta sacarle todo el jugo a las búsquedas avanzadas, no pierdas ojo a todo lo que puede llegar a ofrecerte.

1. Primer paso: utiliza una cuenta específica para cuestiones laborales

En muchas redes sociales te llegan correos informativos sobre las novedades de tu perfil, las interacciones de la gente contigo o los cambios de los demás que pueden serte de interés. Normalmente, todas estas opciones se pueden desactivar -y LinkedIn no es una excepción- pero aquí pueden llegar a serte realmente útiles.

Si utilizas un correo electrónico destinado al mundo laboral, tendrás en un único sitio, y sin que te moleste mucho a la hora de recibir otros emails más personales, toda la información que te llega al email procedente de la plataforma. Además, si pones esta dirección de correo en tu perfil, quien quiera ponerse en contacto contigo lo hará a dicho correo de contacto, de forma que tendrás todo lo relacionado con la plataforma y el mundo laboral en un mismo lugar y no tendrás que estar al tanto de múltiples dominios.

Eso sí, no olvides echar un ojo a tu bandeja de entrada y de 'spam' con regularidad, porque si alguna empresa se pone en contacto contigo, no va a esperar mucho tiempo por si llegaran a tener alguna contestación por tu parte.

2. Rellena tu perfil con todo lujo de detalles

En el perfil tiene que aparecer, de forma clara, quién eres, a qué te dedicas y un buen uso de las palabras clave. Todo ello acompañado de una buena ortografía y redacción.

Además de poner tu nombre y apellidos completos, una fotografía profesional, dónde resides y en qué sector realizas tu desempeño laboral, es muy importante que señales con detalles dónde has estudiado y tus aptitudes, al igual que tu experiencia en el trabajo, indicando de forma muy concreta qué puesto has ocupado y en qué empresa, así como la descripción del trabajo realizado y por cuánto tiempo.

En tu perfil de la red social hay un aparato que se denomina 'extracto'. Se trata de un resumen más o menos sencillo y no demasiado extenso donde tienes que señalar, de forma correctamente redactada, tu experiencia y tus intereses. Recuerda que los seres humanos muchas veces tendemos a dejarnos las cosas a la mitad, por lo que es vital que tus logros más llamativos los destaques primero, así si alguien no se lee todo el texto sabrá lo más importante.

En plena globalización, los idiomas son una cosa sumamente importante, por lo que no te olvides de indicar también cuáles conoces y a qué nivel. El hecho de realizar un voluntariado da puntos en muchas empresas y los reconocimientos o logros que has ido obteniendo a lo largo de tu vida también deberías ponerlos.

Si ya has trabajado en algún sitio y/o tienes buena relación con profesores de tu universidad, cursos, jefes o compañeros, asegúrate de tener al menos un par de recomendaciones, algo que muchas empresas buscan y que da más caché a tus credenciales.

Por último, si estás en tu perfil, saldrá otra lista de secciones que puedes rellenar como cursos, patentes o certificaciones. En todos estos apartados tendrás que ver si puedes poner algo, pero si, por el motivo que fuese, no tienes nada que añadir, recuerda siempre la regla de oro: no mientas, porque tarde o temprano te acabarán pillando.

3. Agrega contactos y gestiona tu red constantemente

Es prácticamente fundamental que aproveches tu correo electrónico para importar contactos y tener en tu red a tus conocidos o a la gente con la que intercambias correos electrónicos asiduamente, de forma que podrás expandir tu perfil primero por una zona más o menos conocida antes de profundizar más.

Para ello, tendrás que ir a la parte superior derecha de la pantalla una vez iniciada la sesión, al icono de añadir contactos y seguir los pasos que marca la plataforma.

Una vez que tengas esa parte de tu red controlada, el siguiente paso es abrirte camino entre otros usuarios, de manera que vayas ampliando tus horizontes. En LinkedIn, para contactar con alguien en la red social te pedirá que indicas de qué os conocéis. Para que la cosa fluya y no tengas problema en agregar a nadie, una idea interesante es que te unas a alguno de los grupos de los que es participante, de tal manera que ya tengáis algo en común antes de proceder al contacto.

Es bueno que de vez en cuando te des una vuelta por grupos, eches un ojo a contactos que puedan ser interesantes para ti y te muevas, ya sea agregándoles para dar visibilidad a tu perfil o iniciando algún tipo de comunicación con ellos, de manera que tu red esté siempre en movimiento y no te quedes estancado.

Para ver los contactos que tienes, tendrás que ir a Red > Contactos y ahí verás los que ya tienes agregados y los podrás filtrar de diferentes maneras, algo que te ayudará bastante a la hora de ponerte en contacto con gente o renovar tu "agenda", entre otras cosas.

4. Cambia la url de tu perfil para darle un toque más profesional

La personalización es clave para que tu perfil no sea tan impersonal y se haga más 'tuyo', un factor crucial a la hora de que te miren con unos u otros ojos. LinkedIn da la posibilidad de personalizar la URL de tu perfil público, algo muy sencillo de hacer y que no deberías desaprovechar.

Para ello, tienes que ir a la pestaña de Perfil > Editar Perfil. Debajo del recuadro de tu foto aparecerá un link que, si copias y pegas, lleva a tu perfil público para que lo vea todo el mundo. Esto es lo que hay que modificar para que te represente más.

Una vez localizado ese link, pulsa en el icono de una tuerca que se sitúa al final del último caracter y que actualiza la configuración de tu perfil público. Ahí, bastará con irte a la zona derecha de la pantalla y hacer clic en 'crear una URL personalizada'. Eliges el nombre que quieres que aparezca siguiendo las instrucciones, le das a guardar y listo, ya tendrás la URL de tu perfil con tu nombre y podrás ser identificado con más facilidad.

5. Utiliza la búsqueda avanzada para unos mejores resultados

La búsqueda avanzada es un tipo de búsqueda en la que puedes elegir diferentes filtros para limitar el resultado, de forma que puedas encontrar antes y mejor lo que quiera que busques. Dichos filtros, en la versión básica, son algo más limitado que en la versión 'premium' o de pago, pero aún así son bastante eficientes a la hora de ejecutar su función.

En la barra superior de búsqueda que aparece en la pantalla de inicio o de tu perfil de LinkedIn, elige la opción 'avanzada' para acceder a esta característica. Una vez ahí, puedes ingresar los datos en forma de palabras clave, nombre, apellidos, empresa, ubicación, etc., además de señalar diferentes opciones de relación, sector o idiomas, entre otros.

Se trata de una función muy útil si buscas un nuevo trabajo o información sobre empresas o trabajadores con características específicas.

6. ¿No quieres que la gente sepa qué perfiles visitas? Vuélvete anónimo

LinkedIn muestra por defecto a los usuarios de los perfiles que visites que te has pasado por ahí e, incluso, manda una notificación en la que se muestra tu perfil para que puedan ir a él. Lo habitual es que, en una red dedicada al mundo laboral, esto no sea un impedimento, ya que puede denotar tu interés y traerte beneficios, pero a quien no le gusta que los demás sepan si les ha visitado o no.

¿Estás en esta última situación? No te preocupes, porque puedes desactivarlo y aparecer como anónimo. Eso sí, si tu desactivas que los demás sepan tu nombre cuando entras a su perfil, tu tampoco sabrás quiénes visitan tu cuenta. Se trata, pues, de un arma de doble filo de la que tendrás que sopesar las opciones.

Para desactivar la opción por defecto, tienes que irte a Privacidad y configuración (en la parte superior de la pantalla, la fotografía en miniatura de tu perfil) > Controles de privacidad > Selecciona qué información pueden ver otros usuarios cuando visitas su perfil.

7. Apúntate a los grupos

Los grupos de LinkedIn son un recurso muy útil dentro de la red social para que tu perfil llegue a más personas, así como para encontrar nuevas oportunidades laborales o establecer vínculos con otra gente con los mismos intereses que tú.

Los grupos de este servicio son del estilo a los de Facebook en el sentido de que se publican noticias y comentarios para que aquellos que se han unido al grupo puedan escribir, dar su opinión o hacer preguntas, entre otra infinidad de opciones.

Para unirte a algún grupo, basta con utilizar la barra de búsqueda – preferiblemente la avanzada para unos resultados más exactos – y poner palabras clave de tu interés seleccionando la opción de la izquierda que hace referencia a 'grupos'. Así, tarde o temprano darás con alguno al que pertenecer y dar más visibilidad a tu "yo" laboral.

8. Crea tu perfil en otro idioma

LinkedIn te da la posibilidad de, si sabes más de un idioma y quieres expandir tu búsqueda de trabajo o interés laboral al extranjero, crear tu perfil en otro idioma, de forma que más gente que llegue a tu perfil entenderán tus cualidades y se puedan interesar por ti.

Para poner tu perfil en dos o más idioma, tendrás que ir a Perfil > Editar perfil > Crear perfil en otro idioma. Una vez aquí, saldrá un desplegable con todos los idiomas en los que se puede crear y tendrás que elegir el deseado, además de actualizar tu nombre y apellidos en el caso de que tengan traducción o de que sean diferentes.

El siguiente paso es traducir el titular profesional – aquello a lo que te dedicas – al nuevo idioma y darle a la opción 'crear perfil'. Ya solo te quedará irte directamente a la página de editar perfil en el idioma seleccionado, rellenando de nuevo los campos que ya rellenaste en tu idioma principal y darle a guardar.

En el caso de que llegue un punto en el que el nuevo perfil no te interese, puedes borrarlo perfectamente en la misma pestaña de 'editar perfil', haciendo clic en la 'X' que aparece junto al idioma que quieres eliminar.

Al tener varios idiomas, tendrás una URL para cada uno de ellos, por lo que te recomendamos que las personalices tal y como te lo hemos explicado.

9. Cambia la configuración para que puedan contactar contigo

Si estás en plena búsqueda de trabajo o estas abierto a oportunidades laborales mejores que tu actual, una cosa que no se te tiene que pasar por alto es ir a la 'configuración de comunicaciones' para que, si a alguna empresa le interesas, se pueda poner en contacto contigo aún sin que pertenezca a tu red de contactos.

Para ello, tendrás que ir a Seguridad y configuración > Comunicaciones > Selecciona el tipo de mensajes que prefieres recibir. Aquí te saldrá una pequeña ventana emergente con multitud de opciones que deberías revisar una a una para saber si desactivarlas o mantenerlas tal y como están (vienen activadas como norma).

Entre todas las opciones, un par de ellas son especialmente importantes y son aquellas bajo el nombre de "oportunidades profesionales" y "ofertas de consultoría". Si ambas están activadas te podrán llegar ofertas laborales que quizá puedan ser de tu interés.

10. Optimiza tu perfil con palabras clave para SEO

Este consejo es, quizá, el más avanzado de la lista, pero tampoco te asustes. Las palabras clave son aquellas palabras relacionadas con tu mundo laboral por las que quieres que la gente te identifique (por ejemplo "periodismo" o "social media"). El posicionamiento SEO, por su parte, es el uso adecuado de las palabras clave para colocar una web – en este caso, tu perfil – en los primeros lugares de los motores de búsqueda como Google.

Aunque pienses que quizá nadie va a buscar tu perfil de LinkedIn desde Google o Yahoo, sí que pueden introducir palabras en el propio buscador de la red social que se identifiquen con tu sector profesional, de tal manera que si administras bien este apartado, la gente te encontrará con más facilidad, incluidas las empresas que busquen trabajadores para un determinado campo o puesto.

La parte más importante para colocar estas palabras es la cabecera de tu perfil, concretamente en la zona que rodea a tu fotografía, pero también debes incluirlas en el texto del extracto y en el aparatado donde se muestre toda tu experiencia laboral. Es importante que de igual forma estas palabras clave se correspondan con tus aptitudes todo lo posible, ya que, de esta forma, tu perfil será mucho más completo y las probabilidades de que den contigo serán mayores gracias a la optimización del SEO.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine