23 de marzo de 2017
23.03.2017
Psicología

Siete claves para vencer la timidez

La inseguridad, el nerviosismo y la ansiedad ante los demás son problemas que se pueden superar

23.03.2017 | 11:41

Seguramente has sentido esa opresión en el pecho o esa sudoración en las palmas de las manos cuando te has visto obligado a hablar ante un grupo de personas; o has sentido como tu cara se ponía completamente roja cuando te han presentado a alguien nuevo. Esos síntomas son comúnmente asociados a la timidez y pueden ser grandes impedimentos para desarrollar nuestras habilidades sociales o mejorar en nuestra vida.

No querer ser el foco de atención en una sociedad donde lo más importante es destacar por encima de los demás convierte a las personas tímidas en uno de los grupos sociales menos aceptados. Esto hace que, tanto en el colegio como en la carrera profesional, éstas personas sufran muchos impedimentos para avanzar y desarrollarse como individuos al ser su propia mente la que condiciona su vida.

Para intentar paliar los efectos de la timidez lo más importante es vencer la inseguridad, que es la base principal de la timidez. Por ello, y para ayudarte a aumentar tu autoestima, te traemos unas clavescon las que, si bien no son milagrosas, con un poco de paciencia, valentía y persistencia, lograrás enfrentarte a tus miedos y superarlos:

1. Practica con gente conocida

Para empezar poco a poco puedes practicar las conductas sociales con personas que ya conoces para que se te haga más fácil. Pregunta, procura hablar más a menudo y sonríe, pero siempre de forma natural.

Getty Images

2. Contacto visual

Es muy importante para mostrar seguridad no apartar la mirada cada dos por tres y procurar no bajar los ojos hacia el suelo, que es una clara señal de vergüenza. Para dar seguridad y sentirte seguro, lo mejor es mirar directamente al interlocutor y desviar la mirada lo justo para no intimidar, sobre todo cuando te toque hablar a ti, ya que lo natural es que al hablar se desvíe la mirada a menudo.

3. Postura corporal

Lo normal para una persona tímida es ponerse a la defensiva cuando tiene que hablar con alguien nuevo o ante un grupo de personas. Si encorvarte y encoger los hombros ante otras personas, además de frotarte las manos casi compulsivamente, son el pan tuyo de cada día, no dejes de leer éstos trucos para ganar seguridad en ti mismo. Se ha demostrado que la postura corporal es clave para que tu cerebro sienta miedo o comodidad, por ello, para engañar a tu timidez, lo mejor que puedes hacer es ponerte recto, con los hombros relajados y gesticular al hablar para mantener las manos ocupadas, pero sin pasarse.

Getty Images

4. Respirar

Otro de los grandes problemas de la timidez es el tartamudeo o la falta de fluidez en los discursos. Para evitar quedarte en blanco o esos temidos temblores antes de hablar en público, es recomendable que, antes dela reunión bebas un vaso de agua, lo que dará una señal a tu cerebro de que no hay peligro y se relajará. También es recomendable respirar hondo e imaginar que las personas a las que te diriges son amigos o familiares con los que tienes confianza. Practicar ante el espejo o meditar todas las noches te ayudará a controlar ese nervio insistente.

5. Conoce nueva gente

Cuanta más personas conozcas menos difícil te resultará en un futuro. Si tu timidez te ha impedido siempre hablar con esa persona que te gusta o conocer a nuevos amigos, lo único que puedes hacer para solucionarlo es lanzarte. Prueba a presentarte o regalar algún elogio a algún compañero de clase o del trabajo para que te resulte más sencillo entablar una conversación con temas que ambos tenéis en común. Aunque la conversación no sea muy profunda o muy larga, notarás mucha satisfacción personal por atreverte a dar el salto y la próxima vez ira mucho mejor.

6. Los tímidos naces y se hacen

Se ha descubierto que las mujeres que se quedan embarazadas en los meses de agosto y septiembre tienen más posibilidades de que su hijo salga con el rasgo de la timidez, ya que al menguar la luz natural durante esos meses, las madres segregan una sustancia que tiene efectos en el feto, la melatonina. Por fortuna el 75% de esos niños tímidos logran superar ese rasgo negativo en la edad adulta gracias a su entorno y sus experiencias sociales, por lo que la genética, a pesar de contar con una gran implicación, no es un factor decisivo. Al contrario que las acciones paternas.

Getty Images

7. Padres responsables de la timidez

Se ha demostrado que los padres tienen mucha relación con el desarrollo de la timidez en los niños. Un estudio aclaró que Israel era el país con menos incidencia de timidez en los pequeños, un 30 %, y Japón el que más, un 60%. Al analizarlo se descubrió que, si en Japón un niño tenía éxito, el mérito se lo llevaban los padres, tutores, abuelos, etc. pero si fracasaba, toda la culpa era para el pequeño. En Israel ocurrió al revés. Si el niño lograba una victoria los padres aplaudía su éxito, pero si fracasaba no le culpaban de sus errores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud


Los embutidos al vacío se pueden consumir caducados.
Todo lo que debes saber sobre la caducidad de los alimentos

Todo lo que debes saber sobre la caducidad de los alimentos

Se fija hasta que un alimento se puede consumir de forma segura, siempre que se sigan las...

Los riesgos de practicar sexo bajo el agua

Los riesgos de practicar sexo bajo el agua

Las relaciones sexuales en el agua tienen su erótica pero pueden provocar irritaciones y sequedad

¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

¿Cómo actuar ante una quemadura solar?

Hidratar mucho, no tirar de la piel y usar ropa suave son algunas de las pautas que te ayudarán

Cinco consejos para evitar marearte en el coche

Cinco consejos para evitar marearte en el coche

Mantener una postura erguida o no fijar la vista en un punto son varias de las recomendaciones


¿Qué medidas tomar ante un corte de digestión?

¿Qué medidas tomar ante un corte de digestión?

Un choque térmico en el agua puede producir desmayos o un paro cardiaco

¿Qué es el fipronil y qué puede pasar si se consume?

¿Qué es el fipronil y qué puede pasar si se consume?

Respondemos a algunas cuestiones clave sobre la alerta de los huevos contaminados

Enlaces recomendados: Premios Cine