03 de junio de 2016
03.06.2016
Consejos

Alimentos que debes evitar si quieres tener una buena digestión

Las comidas picantes, las procesadas o los lácteos pueden provocar digestiones pesadas y problemas estomacales

07.06.2016 | 16:23

Consejos para una digestión fácil

  • Comer despacio y en un ambiente relajado es fundamental.
  • Evitar los excesos de vegetales crudos, ya que se degradan en el colon y producen gas.
  • Evita comer mucha fibra.
  • Las comidas no deben ser muy frías ni tampoco muy calientes.
  • Evita tomar alcohol en exceso.

La pesadez, el hinchazón abdominal o el ardor estomacal son problemas que aparecen con más frecuencia de la que deseamos. Y es que ciertos alimentos que nos resultan irresistibles pueden provocar que nuestras digestiones sean más largas y pesadas.

Estos molestos trastornos afectan cada vez a más gente por razones diversas, desde los nervios o el estrés hasta el ritmo de vida. En otros casos, también influyen el tipo de alimentos que ingerimos, algunos de los cuales no ayudan a facilitar el proceso digestivo. De hecho, en muchas ocasiones detrás de los problemas estomacales hay una mala digestión.

Aunque cada persona es un mundo y las intolerancias alimentarias son muy variadas, hay alimentos capaces de bloquear las digestiones y provocar malestar. Estos son sólo algunos de ellos:

1. Los lácteos
El consumo de leche y sus derivados puede causar distención abdominal, gases o diarrea a quienes sufren intolerancia a la lactosa pero también a los que no. Cuando más tratado sea el producto lácteo y más añadidos tenga, más pesado será a la hora de digerirlo.

2. Zumo de naranja en ayunas
Desayunar zumo de naranja es algo muy habitual en nuestro país. Sin embargo, tomarlo en ayunas no tiene los mismos efectos que tomar la fruta fresca en sí, ya que puede provocar náuseas e inflamación abdominal.

3. Los alimentos fritos y ricos en grasas
Las patatas fritas, las pizzas o las hamburguesas pueden parecen una buena opción cuando no tenemos tiempo para preparar una comida en condiciones. Pero este tipo de alimentos ricos en grasas y fritos puedes bloquear tu digestión. Para deshacerse de las grasas, el estómago necesita emplear más bilis, provocando que la digestión sea más pesada y que aparezcan los reflujos y ardores. Para que los fritos sean más ligeros, bastará con que cambies con frecuencia el aceite que utilices para hacerlos y los escurras bien.

4 Los alimentos picantes
Las guindillas y en general todos los alimentos picantes pueden provocar acidez, reflujo ácido, gastritis o dolores estomacales. El consumo continuado de comida picante puede irritar el esófago y provocar problemas más serios.

5. Carnes rojas
El elevado nivel de proteínas de estos alimentos hace que resulten difíciles de digerir. Las carnes rojas, sobre todo si se consumen por la noche antes de dormir, pueden provocar malestares y frenar la eliminación del ácido láctico.

6. Las setas
A pesar de tratarse de un alimento bajo en calorías, la quitina y la fibra dietética que contienen hacen que su digestión no sea sencilla. Además, cuentan también con un alto nivel de proteínas que, al igual que la carne, puede provocar ciertos malestares.

7. Los huevos cocidos
Los huevos no son malos en sí. Muchos deportistas basan su dieta en claras de huevo, un alimento perfecto para ganar músculo. Sin embargo, el problema llega cuando el huevo se cocina demasiado y la yema (la parte que concentra las grasas) queda coagulada en una masa difícil de digerir. Una alternativa más ligera es apostar por un huevo escalfado o frito en un poco de aceite.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine