Consejos

Falsos mitos sobre el uso de lentillas en el deporte

Una lente de contacto ofrece siempre un mayor campo de visión y una imagen más nítida que la gafa

15.09.2015 | 17:14
Es difícil que la lente se caiga

Cerca de la mitad de los españoles (el 46 %) practica deporte regularmente o con cierta regularidad, según datos del último Eurobarómetro sobre el deporte y la actividad física. No son pocas las probabilidades de que muchos de ellos formen también parte de los 25 millones de españoles con problemas de visión. Ya sean deportistas por afición o compitan profesionalmente, una adecuada corrección visual puede mejorar su rendimiento durante la actividad.

En las actividades deportivas, la visión suele ser el canal de llegada de la mayor parte de la información a la cual debe responder la persona en el campo, en la pista de entrenamiento o en cualquier otro espacio. Así, la exigencia al sentido de la visión es muy alta, sobre todo, en aquellos deportes que requieren el control de objetos en movimiento. Por ejemplo, en el golf no hay que perder de vista una pequeña pelota que se mueve muy rápido en las distancias cortas o, por el contrario, el fútbol requiere controlar un balón que se desplaza en distancias mayores.

En cambio, otras modalidades necesitan máxima visión central, muy especialmente algunas de pelota como el tenis, el ping-pong o el bádminton. Sin embargo, para los deportes de equipo es necesaria una visión periférica y percepción estereoscópica desarrollada, que permita reaccionar ante el rival e interactuar con los compañeros del mismo equipo.

"Las lentes de contacto ofrecen un mayor campo visual que la gafa, mejorando notablemente la visión periférica", ha asegurado David Calderón, óptico-optometrista especializado en visión deportiva de Ópticas Visiorama. Según el experto, "las lentillas ofrecen una mejor percepción de los tamaños y de las distancias que las gafas, sobre todo cuando existen diferencias entre las condiciones visuales que presenta un ojo en relación con el otro (anisometropía)".

Además, las lentes de contacto eliminan las molestias de llevar gafas graduadas durante la práctica deportiva: "ni se empañan, ni molestan, ni se mueven", apunta el especialista en visión deportiva. Sobre la elección de las lentillas más adecuadas para este tipo de actividades, "esto depende de muchos factores, ya que es necesario personalizar la adaptación en función de la graduación, características y necesidades del deportista", indica David Calderón.

No obstante, existen algunos falsos mitos sobre el uso de las lentillas en la práctica deportiva que es necesario desmentir de forma coherente e informada para comprender las ventajas de esta opción de corrección visual. Son las siguientes:

¿Se puede caer una lentilla mientras se realiza deporte?
Es muy difícil que la lente de contacto se pueda caer. "En mi trayectoria profesional he visto muy pocos casos y los únicos han sido en deportes de contacto en los que, por accidente, el portador se ha metido el dedo en el ojo", ha asegurado David Calderón, óptico-optometrista especializado en óptica deportiva.

¿Es más fácil sufrir una lesión en el ojo si se llevan lentillas?
Si se siguen las pautas del óptico-optometrista de confianza, es bastante improbable lesionarse así y menos aún con las lentes de contacto diarias. Sin embargo, "hay deportes en los que recomiendo una gafa técnica (sin graduación, claro), que proteja el ojo con lentillas, de la misma manera que lo recomendamos a deportistas sin problemas de visión", ha añadido el óptico-optometrista de Ópticas Visiorama.

Esto es importante, sobre todo, para todos aquellos que practican golf, pádel, trail o MTB, que pueden estar expuestos a golpes, pelotazos, ramas, piedras o arena, que pueden ocasionar lesiones importantes en córnea, conjuntiva e incluso retina. El porte de lentillas se puede combinar con una gafa de sol aerodinámica, que "proteja de la luz UV, ya que puede provocar daños en las estructuras internas del ojo", ha apuntado David Calderón.

¿Se siente sequedad o molestias con las lentillas al aire libre?
Los nuevos materiales disponibles, como el hidrogel de silicona o tecnologías como el gradiente acuoso de las lentillas diarias de última generación, son especialmente cómodos y ofrecen una hidratación que dura prácticamente durante todo el porte de la lentilla. Además, la reposición diaria de las lentes de contacto permite que el usuario disfrute de lentes de contacto nuevas y frescas en sus ojos cuando practica deporte.

En deportes al aire libre, como el ciclismo, la navegación en vela o el running, puede ser conveniente el uso de lágrimas artificiales para evitar la posible sequedad ocular, que puede ocasionar incomodidad ocular con sensación de irritación y quemazón o de arenilla en los ojos, visión borrosa ocasional o lagrimeo, entre otros síntomas6.

¿Se distorsiona nuestro campo de visión al llevar las lentillas puestas?
Es justo al revés: una lente de contacto ofrece siempre un mayor campo de visión y una imagen más nítida que la gafa. Es por ello que "las distancias y tamaños se perciben más naturales que con las gafas, sobre todo en graduaciones medias-altas o en casos de anisometropía", ha puntualizado el experto en visión deportiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine