El asistente a la conducción del nuevo Audi A8, el primero de nivel 3

La marca de los cuatro aros presenta el primer sistema que permite este nivel de conducción automatizada

20.09.2017 | 02:29
El asistente a la conducción del nuevo Audi A8, el primero de nivel 3

Con el nuevo Audi AI traffic jam pilot, la marca de los cuatro aros presenta el primer sistema del mundo que permite una conducción automatizada condicionada SAE nivel 3. El vehículo puede encargase de las tareas que requiere la conducción en situaciones de tráfico denso en autopista a velocidades de hasta 60 km/h. Con el asistente conectado el conductor no necesita vigilar constantemente el vehículo y la carretera, simplemente debe permanecer alerta y ser capaz de asumir el control cuando el sistema lo requiera.
El conductor activa el asistente a la conducción en atascos con el botón AI en la consola central. En autopistas y autovías de varios carriles con una barrera física que separe las dos direcciones, el sistema se encarga de la conducción en situaciones de tráfico denso, siempre que el vehículo se desplace a una velocidad que no supere los 60 km/h. El asistente a la conducción AI traffic jam pilot puede arrancar desde parado, acelerar, controlar la dirección y los frenos manteniendo el vehículo dentro del carril. También puede manejar situaciones como vehículos que se interponen en la trayectoria o cambian de carril de forma repentina. Las señales requeridas por el sistema para la conducción automatizada condicionada se obtienen del controlador central de los sistemas de asistencia (zFAS) y de una fusión redundante de los datos recogidos por la unidad de control del radar.
Si el Audi AI traffic jam pilot está activado, el conductor puede levantar el pie del acelerador y retirar la manos del volante. El conductor debe permanecer alerta y ser capaz de retomar la conducción cuando el sistema lo requiera. No es necesario que vigile el coche de forma continua, y puede centrarse en otra actividad de las que ofrece el sistema de infotainment del vehículo, en función de la situación legal en cada país. El Audi virtual cockpit proporciona una vista del vehículo desde la parte trasera y marcas en la carretera que simbolizan el movimiento y el entorno del nuevo A8. Mientras que el Audi AI traffic jam pilot está activado, una cámara comprueba si el conductor está preparado para volver a tomar el control del vehículo si fuera necesario.
Para ello analiza la posición y el movimiento de la cabeza y los ojos, con el objeto de generar datos anónimos. Si los ojos del conductor permanecen cerrados durante un período de tiempo prolongado, por ejemplo, el sistema le pide al conductor que recupere la tarea de la conducción. La forma en que se requiere al conductor que tome el control se realiza en múltiples etapas. Si la velocidad supera los 60 km/h o el tráfico comienza a despejarse, el sistema informa al conductor sobre la necesidad de que retome el control del vehículo. Si el conductor ignora el primer aviso y las siguientes alertas, el A8 inicia una maniobra de frenada de emergencia hasta que se detiene por completo en su carril.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine