Volkswagen Touareg: el coche total

El Rouareg ofrece una capacidad off-road que lo equipara a los modelos todoterreno más puristas del mercado y que resulta inalcanzable para muchos otros todocamino

12.09.2017 | 01:20
Volkswagen Touareg: el coche total

El Volkswagen Touareg es el coche ´total´. Es atractivo, amplio, funcional y tecnológico en su interior, confortable en carretera y un auténtico todoterreno fuera de ella. ¿Qué más se puede pedir?
Está claro que no hablamos de un coche barato –aunque vale cada céntimo que cuesta– y que sus dimensiones son imponentes, pero si se busca un vehículo de estas características estamos sin ninguna duda ante uno de los mejores del actual mercado.
La unidad probada montaba el motor 3.0 TDI de 262 cv con el cambio automático Tiptronic de 8 velocidades, y contaba con la tecnología Terrain Tech, que convierte a este todocamino en un auténtico todoterreno. Sin ella el Touareg ya es capaz de superar obstáculos a los que la mayoría de sus rivales ni se atreverían a acercarse, pero con ella digamos que completar el Dakar dependería exclusivamente de la valentía del conductor. Este paqueta suma marcha reductora y diferencial central y trasero bloqueable, además de un depósito de combustible con 15 litros más de capacidad para alcanzar los 100 y ampliar así su autonomía. A ello se puede sumar, como era nuestro caso, la suspensión neumática de altura variable, con lo que se logran unos ángulos de ataque, vadeo y salida extraordinarios.
En esta ocasión no pusimos prueba las prestaciones off-road del Touareg más allá de simples caminos de tierra –aunque ya conocemos sus aptitudes de otras ocasiones–, para centrarnos en el uso por carretera, que le van a dar la grandísima mayoría de sus usuarios. Se trata de un coche idóneo para recorrer largas distancias. Mientras que los pasajeros gozan de una calidad de vida a bodo excepcional, el conductor disfruta a los mandos de un coche tan potente como fácil de utilizar. El motor V6 de 3.0 litros y 262 cv disfruta de un par motor de nada menos que 580 Nm que permite mover los más de 2.200 kilos del coche con una agilidad tan sorprendente como su estabilidad en curvas, gracias a un tarado de suspensiones excepcional. Éstas mantiene firma la carrocería pero filtrando al mismo tiempo cualquier irregularidad del firme, lo que redunda en una calidad de rodadura insuperable.
Otro punto a favor en el confort de marcha y conducción es el soberbio trabajo del cambio de marchas automático Tiptronic de 8 velocidades. Las transiciones entre relaciones son tan precisas como inapreciables, por lo que simplemente se goza de una aceleración continua y contundente cuando se pisa a fondo el pedal del acelerador.
Estamos por todo esto y mucho más ante un coche que es por méritos propios un referente en su segmento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine