Seat León TGI: A todo gas

La firma española ha apostado por el gas natural comprimido para desarrollar una generación de vehículos más eficiente, económica y respetuosa con el medio ambiente

12.09.2017 | 01:20
Seat León TGI: A todo gas

En plena escalada por obtener una mayor eficiciencia en el mundo del automóvil, las marcas han apostado por diferentes caminos en materia de propulsión. Y en el caso de Seat, la apuesta se ha centrado en el desarrollo de motores alimentados por gas natural comprimido (GNC). Una tecnología híbrida de gasolina y GNC,disponible en el Mii Ecofuel y el León TGI. Pero especialmente fuerte ha sido la apuesta de la marca en éste último modelo compacto, al situarlo como el pilar sobre el que se va a desarrollar esta gama. Disponible en las carrocerías de 5 puertas y familiar ST, el León se sitúa en la actualidad como uno de las principales alternativas frente a los propulsores tradicionales.

1.300 km de autonomía
Al igual que en el urbano Mii Ecofuel, el León TGI 1.4 de 100 cv utiliza dos depósitos distintos; uno para la gasolina que permite recorrer hasta 900 km y otro para el gas natural comprimido ubicado bajo el piso del maletero, que añaden otros 400 km a una autonomía anunciada por Seat de 1.300 km.
El funcionamiento de esta combinación de combustibles es muy sencillo; en un primer momento siempre se utiliza el GNC hasta que se agota, momento a partir del cual recurre a la gasolina sin que el conductor perciba cambio alguno, más que la información que se refleja en el ordenador de a bordo. Además, el usuario puede optar, como en el resto de la gama León, por el cambio manual o el automático DSG.

AHORRO INMEDIATO
Otra de las ventajas inmediatas que obtiene el usuario del León TGI se presenta a la hora de repostar, ya que el depósito de GNC se llena por tan sólo 13 euros y, además, el gas produce más energía que otros combustibles. De esta manera para recorrer 15.000 km -un año de uso aproximadamente-, el coste del gas necesario es en torno a un 50% menor que la gasolina que requiere el León 1.2 TSI.

TGI frente a TSi y TDI
En términos comparativos, con una inversión de 20 euros, el León puede recorrer 500 km con el motor diésel 1.6 TDI de 115 cv, 355 km con el gasolina 1.2 TSI de 110 cv y hasta 805 km con la versión de GNC, con su motor 1.4 TGI de 110 cv de potencia.
Además, esta tecnología de adaptación al GNC no supone un coste adicional para el usuario a la hora de la compra, ya que el precio del 1.4 TGI es el mismo que el del 1.2 TSI; desde 15.150 euros si se incluyen las diferentes ofertas comerciales propuestas por la marca.
Si a estas ventajas económicas, por su bajo coste por kilómetro y de mantenimiento, se le añaden los privilegios de contar con la etiqueta ECO de la DGT, ya que algunos ayuntamientos ofrecen prestaciones añadidas como gratuidad o en aparcamientos ORA, descuentos fiscales, uso libre del carril Bus VAO o la posibilidad de circular en zonas de tráfico restringido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine