Alfa Romeo Stelvio: elevada deportividad

El primer suv de la marca italiana destaca por su comportamiento dinámico y por su atractivo diseño exterior e interior

16.08.2017 | 00:10
Alfa Romeo Stelvio: elevada deportividad

Nunca antes Alfa Romeo había llevado tan alto su deportividad. Hay que tomar esta afirmación de un modo totalmente literal, ya que se refiere al primer SUV de la marca italiana: el Stelvio.
Su nombre es toda una declaración de intenciones, ya que hace referencia a uno de los puertos de montaña más divertidos y admirados por los automovilistas. Y lo cierto es que aún tratándose de un todocamino el Stelvio es perfecto para abordar esta carretera de 20 kilómetros y 75 curvas, ya que ofrece un nivel de dinamismo inusual en su segmento.
Pero esta deportividad no es fruto de la casualidad, sino de un titánico trabajo de ingeniería. Dispone de una perfecta distribución de pesos entre ejes, de la relación de dirección más directa del segmento y la suspensión de última generación con la exclusiva tecnología patentada Alfalink. Cabe también destacar el amplio uso de materiales ultraligeros de alta tecnología, incluyendo la fibra de carbono para el eje de transmisión y el aluminio para motores, sistemas de suspensión, capó, aletas, puertas y portón trasero. Y para lograr el mejor agarre, el Stelvio ofrece el sistema de tracción total Alfa Romeo Q4 y se puede equipar con diferencial trasero autoblocante como opcional.

Potentes motores
Tal despliegue de medios en la elaboración del chasis se merecía una gama de motores de primer orden. El Stelvio está disponible con cuatro propulsores: dos gasolina y otros tantos diésel. La primera opción arranca con un 2.0 de 200 cv y culmina con un 2.0 de 280 cv, mientras que el acceso a la oferta diésel es un 2.2 de 180 cv, y se completa con un 2.2 de 210 cv. Todos disfrutan de la tracción total Q4 y de un cambio automático de 8 velocidades, a excepción del diésel de 180 cv, que se puede elegir con tracción trasera.
El tope de gama, y siguiendo la tradición deportiva de la marca, es el denominado Quadrifoglio Verde, con un motor V6 biturbo con 510 y 600 Nm de par con el que es capaz de alcanzar los 284 km/h tras pasar de 0 a 100 en apenas 4 segundos.
Todas las versiones, y especialmente esta última, cuentan con un comportamiento muy deportivo, aunque no por ello incómodo. Es más, el Stelvio disfruta del nuevo selector Alfa DNA, que modifica el dinamismo del vehículo con tres modos: Dynamic, Natural y Advanced Efficiency (nuevo modo con mayor eficiencia).

Confort de alta gama
No todo en el Stelvio se enfoca a la deportividad. Como buen SUV también es cómodo y funcional. Cuenta con un amplio habitáculo para disfrutar del placer de viajar, que se acentúa con elementos como el sistema de climatización bizona, el de infoentretenimiento Alfa Connect y un excelente sistema de audio con 8, 10 o 14 altavoces (en este caso de Harman Kardon) dependiendo de la versión. Por último, pero no por ello menos importante, el maletero de 525 litros está en consonancia con los mejores rivales y cuenta con un cómodo portón trasero eléctrico que se puede configurar con ocho niveles de apertura diferentes.
Finalmente, e independientemente del acabado escogido (Stelvio, Super, Speciale y Quadrifoglio), este modelo cuenta con un abrumador despliegue de tecnología destinada a la seguridad, que lo convierte en uno de los vehículos más seguros de su segmento y del mercado en general.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine