Mazda cx-5: elegancia Crossover

La firma japonesa renueva el buque insignia de su gama suv, al que le imprime un aún más avanzado carácter estético y tecnológico, a la vez que le dota de una presencia e imagen propia del mercado premium

16.06.2017 | 01:27
Mazda cx-5: elegancia Crossover

Sin duda alguna, el mercado de los SUV se ha convertido en el gran protagonista del sector del automóvil durante los últimos años. Un concepto de los actuales todoterreno, que ha calado hondo en el conductor europeo hasta el punto de convertirse en un pieza clave en la estrategia de producto de la totalidad de las marcas.
Éste es el caso de Mazda, una firma que ha conseguido situar a su gama CX, entre lo más resaltable de cada uno de los segmentos en los que está presente. El pionero de la nueva generación todoterreno de la firma japonesa, el CX-5, llega ahora en una nueva gama que promete consolidar el éxito comercial de sus antecesores. Desde finales 2012, cuando se lanzó al mercado su primera generación, Mazda ha vendido más de 1,5 millones de unidades del CX-5 para concentrar casi el 25% de las ventas anuales de la marca.
Para afrontar tal desafío, Mazda ha realizado una profunda actualización de su modelo más importante, con importantes novedades tanto a nivel estético, de habitabilidad y de equipamiento de confort y seguridad, así como con el refuerzo de su gama de motores con una nueva unidad de gasolina.
En materia estética, el CX-5 muestra toda la esencia de la línea de diseño «Kodo» ya aplicada al resto de modelos de la gama. Una presencia más refinada que se ve aderezada con detalles como los estilizados faros LED, los elegantes diseños de sus llantas de 17 y 19 pulgadas o el exclusivo color Soul Red Crystal. Todo ello en torno a unas medidas de 4,55 metros de longitud, 1,84 de anchura y 1,68 de altura, que se suponen una ganacia de 1 cm de largo y una pérdida de 3,5 cm de alto respecto a su predecesor.

Refinamiento generalizado
Uno de los objetivos que se han planteado en el desarrollo del nuevo CX-5 ha sido el de alcanzar un mayor nivel de refinamiento a todos los niveles. Una meta que Mazda ha conseguido con creces en materia estética y también dinámica. Para ello, los ingenieros japoneses han trabajado a fondo en aspectos como la insonorización y confort de marcha. En este sentido, las mejoras aplicadas a los sistemas de dirección, suspensión y frenos, se dejan notar de manera clara una vez en marcha y en todo tipo de trazados.
Asimismo, se ha reforzado de manera clara el equipamiento de serie en los diferentes niveles disponibles, ahora bajos las denominaciones Origin, Evolution y Zenith. Como principales detalles innovadores cabe citar la pantalla táctil de 7 pulgadas y el nuevo volante de serie en toda la gama, el también nuevo Head Up Display proyecta sobre el parabrisas disponible en la terminación más alta equipada con los Pack Cuero y Cruise o los retrovisores plegables eléctricos.
La oferta de motorizaciones mantiene los conocidos diésel 2.2 de 150 y 175 cv y el gasolina 2.0 de 160 cv. Como novedad, se le suma a éste último una versión 2.5 de 194 cv equipada con un sistema de cilindros desconectables de gran eficiencia. Todos ellos están disponibles con cajas de cambio manual o automática así como con sistemas de tracción delantera o a las cuatro ruedas. En el caso del gasolina 2.5, que llegará en septiembre, siempre v aligado a la tracción 4x4 y el cambio automático. Como oferta promocional de lanzamiento, toda la gama cuenta con un descuento de 2.000 euros, a los que se les pueden sumar otros 500 euros si se opta por el sistema de financiación Promofinance que además incluye los 5 primeros mantenimientos gratuitos.

Interior: más confortable y con mayor capacidad de carga
En el habitáculo se han revisado los asientos delanteros y traseros, con el objetivo de ofrecer a sus ocupantes una mejor sujeción y más confort, retrasando aún más la aparición de la fatiga. En el caso de las plazas posteriores destacan detalles como contar con respaldos reclinables, el sistema de calefacción o las salidas de aire con las que cuentan sus ocupantes. Asimismo, se ofrecen tres alternativas de tapizado, tela negra, piel blanca y piel negra. En lo que al maletero se refiere, la capacidad ha subido hasta los 506 litros y el fondo plano ha aumentado su volumen de carga de 10 a 30 litros.

Máxima conectividad: el avanzado sistema mzd connect, de serie en toda la gama
MZD Connect, el sofisticado sistema de conectividad móvil de Mazda, integra de manera fluida redes sociales y radio a través de Internet. Se trata de un concepto de conectividad móvil que amplía la funcionalidad a bordo ya existente en otros modelos, como Bluetooth, correo electrónico, SMS y navegación con nuevos niveles de comodidad para los usuarios.
La nueva pantalla central de 7 pulgadas (de serie en toda la gama) es la primera de Mazda que utiliza una conexión visual para unir el display LCD con el panel táctil, con el fin de eliminar reflejos y ofrecer una imagen más clara. El display multifunción situado dentro del dial derecho del panel de instrumentos del conductor consiste en una nueva pantalla TFT de cristal líquido en color, de 4,6 pulgadas, que agrupa la información de modo que pueda leerse con más facilidad. Asimismo, el reposabrazos situado entre las plazas traseras cuenta con dos conectores tipo USB.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine