26 de marzo de 2017
26.03.2017

BMW Serie 5 Touring: funcionalidad deportiva

La versión familiar de la berlina alemana amplía su capacidad de carga sin perjudicar su dinamismo

28.03.2017 | 01:45
BMW Serie 5 Touring: funcionalidad deportiva

Optar por el confort no tiene que suponer renunciar a la elegancia y la deportividad. Al menos así lo entiende y lo demuestra BMW con su nuevo Serie 5 Touring, la versión familiar de su afamada berlina intermedia.
Este modelo combina dinámica, estética y funcionalidad inteligente. Ese maridaje ya se expresa a primera vista con un diseño exterior de superficies y líneas alargadas y depuradas que no compromete en absoluto el espacio interior. El volumen del maletero del nuevo BMW Serie 5 Touring tiene 570 litros de capacidad, ampliables a 1.700 litros plegando los respaldos de las plazas posteriores. Esta es solo una de las infinitas funciones de las que disfruta este modelo para optimizar su funcionalidad: respaldos de los asientos traseros plegables en una relación 40:20:40; desbloqueo de los respaldos de los asientos traseros mediante un botón en el maletero; cristal trasero que se puede abrir de forma independiente y apertura del portón del maletero, que se puede abrir y cerrar sin tocarlo de manera opcional. Además, la cubierta del área de carga y la red para separar el equipaje están colocadas en compartimientos separados que se pueden almacenar en huecos debajo del piso del maletero.
Para poder disfrutar de esta funcionalidad, el Serie 5 Touring ha ampliado la longitud de la berlina en 7 mm –4.943 mm totales–, lo que no condiciona en absoluto su dinamismo ya que el aumento de dimensiones se ha compensado con una notable reducción de peso gracias a la utilización de más elementos de la carrocería en aluminio.
A su vez, este modelo incluye de serie una suspensión neumática en el eje trasero con control automático de la altura. De manera opcional, se ofrece la suspensión electrónica, el sistema Adaptive Drive con barras estabilizadoras dinámicas, la dirección activa integral disponible ahora en combinación con xDrive y la suspensión deportiva M, junto con una altura rebajada 10 milímetros.
Todo este despliegue pretende sacar el máximo rendimiento a una gama de motores que combinan altas prestaciones con una destacada eficiencia. Esta se compone de dos versiones gasolina y dos diésel. El BMW 530i  Touring monta un motor gasolina de cuatro cilindros y 1.998 cc, que desarrolla 252 cv y 350 Nm de par. Se asocia a una caja de cambios automática Steptronic de 8 velocidades. El BMW 540i xDrive Touring utiliza un motor gasolina de seis cilindros en línea y 2.998 cc, con caja de cambios automática Steptronic de 8 velocidades y desarrolla 340 y 450 Nm de par.
La oferta diésel empieza por el  modelo 520d  Touring, con motor de cuatro cilindros y 1.995 cc, que emplea caja de cambios manual de 6 velocidades y que genera 190 cv y 400 Nm de par motor, con una media de consumo de tan solo 4.9 l/100 km. Finalmente, el  530d  Touring emplea un seis cilindros en línea, de 2.993 cc con cambio automático Steptronic de 8 velocidades, y que rinde 265 cv y nada memnos que 620 Nm de par, con un consumo de apenas 5.1 l/100 km

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine