19 de marzo de 2017
19.03.2017

Entre tuercas

19.03.2017 | 02:45
Entre tuercas

Glosario ¿qué es el colector de admisión?
El colector de admisión de un motor es el conducto a través del cual se guía el aire hacia las canalizaciones de la culata. Esta pieza va unida a la propia culata y se une a ella a través de unos pernos. De su diseño depende la forma en la que se llenan los cilindros del propulsor. Lo más común es que estén construídos en materiales como el aluminio, aunque también se fabrican con algunos plásticos de gran resistencia. Existen dos tipos distintos de colectores de admisión: los colectores convencionales y los colectores de admisión variables, que son hoy día los más utilizados.

Admisión variable
El colector de admisión variable, como su nombre indica, puede avriar la entrada de aire a los cilindros en función del régimen al que esté funcionando el motor, para aumentar las prestaciones. Este sistema se utiliza habitualmente en motores de cuatro válvulas por cilindro, para compensar la falta de par motor a un número bajo de revoluciones. Estos sistemas se conocen como de inyección multipunto y en ellos la inyección del combustible se realiza por medio del tubo de admisión o en la cámara de combustión, en aquellos sistemas que utilizan la inyección directa, por delante de la válvula de admisión. El colector de admisión variable dispone además de un un sistema de ´mariposas´, que permite controlar de forma electrónica la canalización del aire por el colector de admisión corto en regímenes bajos de potencia y por la sección larga cuando el motor trabaja a regímenes más elevados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine