26 de febrero de 2017
26.02.2017

Camino romano: ruta excitante a Alcúdia

El municipio de Alcúdia es uno de los más bellos de la isla. Sus calles peatonales ofrecen magníficos lugares por los que pasear y las numerosas terrazas que salpican todo el pueblo ofrecen un más que agradable descanso en el que tomar un buen refrigerio

11.03.2017 | 20:42
Camino romano: ruta excitante a Alcúdia
Camino romano: ruta excitante a Alcúdia

Este mes decidimos que ya era hora de hacer una ruta algo más larga de lo habitual. Bueno, en realidad no ha sido la más larga, pero sí ha sido el lugar más lejano al que hemos ido desde Palma con el nuevo Renault Zoe de 41 kWh. El destino, Alcúdia.

Lo fácil hubiese sido que la edición de este mes de las ecoRUTAS by Renault nos hubiera servido para probar el nuevo Zoe en la autopista que, desde Palma, nos lleva hasta sa Pobla. Pero una vez más hemos querido disfrutar de la silenciosa y relajada conducción que ofrecen los modernos coches eléctricos como el Zoe.

Acompañados por la lluvia desde que salimos de Palma, decidimos ir por la conocida carretera vieja de Inca, pasando por Santa Maria del Camí, aunque enseguida nos desviamos hacia Alaró, LLoseta, Mancor de la Vall y Caimari en dirección al camí vell de Pollença que nos llevaría hasta Alcúdia. El motivo no era otro que disfrutar de los bellísimos parajes que hay por las reviradas carreteras comarcales de esa zona de la isla, siempre circulando a los pies de la imponente serra de Tramuntana.

La majestuosa Porta de Mallorca, la muralla situada a la entrada de Alcúdia, nos dio la bienvenida al municipio mientras que la lluvia dejaba de caer, lo que nos permitiría dar un agradable paseo por las numerosas calles peatonales de la población.

Alcúdia dispone de un cargador doble –con conexiones Mennekes y Schuko– para vehículos eléctricos en la avenida Príncep d´Espanya, justo en la parte en la que se colocan los puestos del mercado los martes y domingos, aunque no sobre la plaza reservada para la carga. Pese a que no lo necesitábamos –el nuevo Zoe tiene una autonomía de unos 300 km. reales– decidimos dejar cargando el coche en dicho cargador, utilizando para ello una tarjeta del MELIB que permite cargar cualquier vehículo eléctrico de forma totalmente gratuita en cualquier punto de carga de la isla.

Puesto que había dejado de llover aprovechamos para continuar el paseo por el pueblo, disfrutando de sus murallas, hasta acabar de nuevo en la Porta de Mallorca donde descubrimos un sitio único en el que repusimos fuerzas.

Tras la comida y el café, cogimos de nuevo el Renault Zoe y nos fuimos a pasear por el municipio. Es Barcarès, es Mal Pas, Alcanada y el Port d´Alcúdia fueron algunos de los lugares que recorrimos con el Zoe antes de iniciar el regreso hacia Palma. Y de nuevo, elegimos una bella ruta por reviradas carreteras de la isla en las que disfrutar de la silenciosa ecomovilidad que tan solo un coche eléctrico puede ofrecer.

Para comer
La foto principal que ilustra este artículo está tomada frente a la conocida Porta de Mallorca de Alcúdia, y justo ahí encontramos un bar que está a punto de abrir –lo hará el 1 de marzo– por dos jóvenes, Emilio y Nuno, que han querido reinventar el pa amb oli. Al llegar estaban "probando", y nos agasajaron con esta delicatessen.

La diferencia de los originales pa amb oli del Café Porta Mallorca es que los acompañan con unas exquisitas verduras de temporada a la brasa. La experiencia fue magnífica y los sabores y aromas que descubrimos fueron muy novedosos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine