La prueba de la semana

Abarth 124 Spider: Puro veneno

Nunca antes la picadura del escorpión había sido tan letal como la del Abarth 124 Spider

20.09.2016 | 00:45
Abarth 124 Spider: Puro veneno
Abarth 124 Spider: Puro veneno

La picadura del escorpión nunca había sido tan letal como la del Abarth 124 Spider, un roadster que garantiza dosis de emoción y diversión que no todos los usuarios son capaces de soportar.

Este descapotable biplaza transmite deportividad a simple vista con un diseño agresivo y cautivador en el que se aprecia a la perfección el ADN de la marca italiana. Obsesionada por el dinamismo de sus vehículos, este cuenta con tan solo 1.060 kilos de peso perfectamente repartidos entre sus dos ejes, lo que garantiza una experiencia de conducción superior.

Otro aspecto que hace de este roadster un pequeño gran deportivo es su tracción trasera. Los 250 Nm de par motor que genera el motor 1.4 turboalimentado de 4 cilindros y 170 cv de potencia se entregan directamente a las ruedas traseras. Estas propulsan al Abarth 124 Spider hasta los 232 km/h tras pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,8 segundos.

Las sensaciones que se experimentan con estas prestaciones se multiplican con aspectos como el sonido que produce el sistema de escape Record Monza de doble modalidad, capaz de modificar la ruta de los gases de escape en función de las revoluciones del motor, generando un sonido grave hipnótico.

El Spider está disponible con un cambio manual de seis marchas o con una caja de cambios automática secuencial deportiva Esseesse. El cambio manual se caracteriza por unas marchas precisas con una palanca directa de carrera corta. El Esseesse, por su parte, es el resultado de una cuidadosa sintonización para aprovechar todo el par motor, por eso es capaz de transmitir una verdadera sensación deportiva. Es sumamente rápido, tanto si se utiliza la palanca del túnel como si se usan las levas situadas tras el volante.

Otro gran protagonista en el comportamiento de este ´escorpión´ es el avanzado chasis. La suspensión del 124 Spider cuenta con una amortiguación de doble triángulo superpuesto en la parte delantera y una multilink de cinco brazos en la parte trasera, calibrado específicamente para aumentar la estabilidad en las curvas y para controlar el cabeceo en frenado. A su vez, la respuesta de la dirección está optimizada gracias a la adopción de una calibración deportiva del sistema de dirección asistida. Finalmente cabe destacar la elevada dotación tecnológica de este modelo, con sistemas multimedia y de infoentenimiento tan avanzados como los dispuestos en el apartado de las seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine