24 de julio de 2016
24.07.2016
Conducción autónoma

Nissan Serena ProPilot

El nuevo Nissan serena, el monovolumen de la marca nipona, es el primer vehículo japonés en ofrecer un sistema de conducción autónoma

28.07.2016 | 02:07
Nissan Serena ProPilot

Un nuevo jugador ha entrado en el terreno de juego de los coches autónomos, y no es otro que Nissan, quien ha anunciado que su modelo Serena se pondrá a la venta a finales de agosto en Japón con el sistema ProPilot.

La importancia de este movimiento por parte del gigante japonés no deja ser significativo ya que con el lanzamiento de la nueva Serena se adelanta a todos los fabricantes nipones, quienes todavía no se han decidido en algunos casos ni tan siquiera a apostar por esta tecnología. El nuevo sistema de conducción autónoma lanzada por Nissan, y que obedece al nombre de ProPilot, está pensada para circular grandes distancias en autopistas, reduciendo considerablemente la fatiga del conductor cuando tiene que conducir muchas horas.
El sistema ProPilot de Nissan se basa en una tecnología diseñada para circular por la autopista siguiendo un mismo carril, y estando atento no solo al propio carril, sino también a los movimientos del tráfico circundante. Este sistema es el primero que se comercializa por parte de una empresa japonesa y que es capaz de controlar no solo acelerador y frenos, sino también la dirección. El sistema se acciona desde el propio volante, con un simple botón, permitiendo así que el conductor tenga en todo momento el control del programa y del vehículo.

Tecnología de imagen
La clave de todo el sistema es una avanzada forma de reconocimiento y procesamiento de imagen. Una cámara equipada con un avanzado software de reconocimiento de imagen en tres dimensiones, que está situada en la parte superior de la luna delantera, detecta todos y cada uno de los movimientos del tráfico. Esa información es enviada a una potente unidad de procesamiento llamada ADAS ECU que interpreta lo que está ocurriendo. De esta forma, si por ejemplo un coche que circula a un lado invade el carril por el que circulamos, el Nissan Serena frena y reduce automáticamente su marcha para adaptarla a la del vehículo delantero.

El sistema, que permantentemente reconoce las líneas de la carretera, mantiene el coche dentro del carril incluso en autopistas con curvas.
El sistema ProPilot se implantará en el Qashqai en Europa en 2017, y los planes de la compañía son que para 2018 ProPilot permita el cambio de carril de forma autónoma. En 2020 llegará la fase de conducción autónoma en vías urbanas y en intersecciones, así como la adaptación a otros modelos de la marca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine