22 de mayo de 2016
22.05.2016
Eco rally vasco navarro

La competición más ecológica

En esta nueva modalidad de ralis no gana el piloto más rápido, sino el más eficiente conduciendo

25.05.2016 | 02:10
Parque cerrado Pocas veces se han visto coches tan ecológicos en el parque cerrado de un rally.

Cuando se piensa en los ralis, a la cabeza vienen veloces utilitarios de competición derivados de coches de calle que vuelan por encima del asfalto, la nieve y la tierra, mientras derrapan a velocidades sorprendentes. Pero hay otro tipo de ralis, y son ecológicos.

El ECO Rally Vasco Navarro, que cumple este año su octava edición, es una prueba organizada por el Real Automóvil Club Vasco Navarro que destaca por ser la única prueba que se celebra en España que puntúa en la Copa FIA de Energías Alternativas, o lo que es lo mismo, el mundial ´ecológico´ de ralis.

En este tipo de pruebas, al contrario que en un rally tradicional, no se premia la velocidad, sino la regularidad y la conducción eficiente. Esto significa que el ganador de la carrera será aquel que realice el recorrido y lo complete haciendo el menor consumo posible, y circulando siempre a una velocidad media marcada de forma previa por la organización.

El ECO Rally Vasco Navarro, que también puntúa para la Copa de España de Energías Alternativas –torneo que celebra este año su segunda edició–, se celebrará de nuevo en Vitoria, aunque el recorrido les llevará por diferentes carreteras del País Vasco, Navarra, Burgos y La Rioja.
La prueba, que discurre con tráfico abierto, obliga por este motivo a que los participantes deban agudizar todo su ingenio a la hora de compartir las vías con el resto de usuarios, respetando en todo momento tanto las señales como las nomativas de tráfico.
En la edición 2016 participan una treintena de vehículos en las diferentes categorías. Varios de ellos compiten por hacerse con la Copa FIA y proclamarse de esta forma campeones del mundo de ralis de energías alternativas. Por esta razón, equipos de distintos países como Francia, Italia y Polonia también competirán en la prueba que se celebra en el norte de España.

El recorrido, que fue secreto hasta el mismo día del inicio de la prueba, se le entrega a los participantes en un libro de ruta, gracias al cual conocerán también los tramos cronometrados.

Este tipo de competición se divide en tres categorías en función del tipo de vehículo y de su autonomía. Los vehículos híbridos y movidos por energías alternativas deben recorrer un total de 556,45 kilómetros, de los que 246,41 son regulados –a velocidad controlada–. La segunda categoría la componen los vehículos 100% eléctricos. Este grupo de coches debe completar cinco tramos regulados que suman 88,96 kilómetros, de un total de 252,35 km. recorridos. Por último está la categoría de vehículos movidos por energías fósiles tradicionales, donde se engloban coches gasolina o diésel cuyo consumo es muy ajustado. Estos competidores realizan 9 tramos regulados que suman 180,47 kilómetros, de un recorrido total de 463,63 kilómetros.

Los tramos regulados son aquellos en los que los participantes deben circular a una velocidad media previamente asignada por la organización –siempre por debajo de los 50 km/h–. Los vehículos son cronometrados por controles de paso ocultos, por lo que no se conoce el tiempo ideal hasta el final. El ganador es aquel que más se acerca al tiempo ideal de paso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine