Cuidados de la piel

¿Qué dicen tus manos de ti?

Los callos, las manchas de la piel o las uñas quebradizas pueden evitarse teniendo en cuenta ciertos consejos

17.05.2016 | 01:40
Unas manos cuidadas generan buena impresión.

Las manos son, junto con el cuello y el escote, una de las ´zonas olvidadas´ del cuerpo. Muchas veces nos olvidamos de ellas pensando que no necesitan ningún cuidado especial, pero la piel de las manos es muy delicada y, si no las prestamos la suficiente atención, pueden pasarnos factura a largo plazo.

Las manos son una de las pocas partes de nuestro cuerpo que reflejan con mayor crueldad el paso del tiempo. La piel de esta zona tiende a la sequedad, no cuenta con glándulas sebáceas y está expuesta a diario a todo tipo de inclemencias.

Por todos estos condicionantes, te damos una serie de claves para que aprendas a cuidar tus manos.

Las manos revelan tu edad
Al final, por muchas cremas y manos que utilices, las manos no pueden esconder tu edad. Las manchas que aparecen en esta zona del tiempo no pueden evitarse, pero si pueden atenuarse si se les presta especial atención.

La exposición directa al sol facilita la aparición de estas manchas. Por eso es necesario que cuando vayas a la playa utilices una crema con un alto factor de protección en esta parte del cuerpo.

Para evitar que aparezcan más manchas en las manos necesitarás mantenerte bien hidratado, tanto por fuera como por dentro. Utiliza cremas especiales para esta zona del cuerpo y bebe mucha agua para eliminar toxinas y evitar el envejecimiento general de la piel y de las células.


La exposición al sol facilita la aparición de las manchas. Getty Images

Si llevas una dieta equilibrada y rica en alimentos antioxidantes, las manchas de las manos podrán desaparecer y conseguirás que aparezcan nuevas ya que este tipo de alimentos te ayudará a mantener la piel sana y joven.

Tus manos muestran que trabajas
Las manos dicen mucho de nuestro trabajo. Si tienes la piel de esta zona encallecida, significará que tu actividad profesional es más bien física o que trabajas duro en el gimnasio. Por el contrario, unas manos suaves y poco endurecidas revelan que se trata de una profesión menos exigente.

Si quieres evitar los callos y las durezas en las manos, tienes que recordar que es mejor prevenir que curar. En tu trabajo o en el gimnasio deberás utilizar unos guantes con almohadillas apropiados para tus manos.

Pero si aun así sigues sufriendo este problema, lo mejor que puedes hacer para eliminar las durezas y los callos de las manos es limarlos. Primero remoja tus manos con agua tibia durante unos 10 minutos. Si los callos son muy duros, puedes añadir un poco de vinagre de manzana para ablandarlos. Después, frótalos con una piedra Pómez, aunque no muy fuerte para no retirar más capas de piel de las necesarias. Finalmente, lava tus manos y aplica una crema hidratante para evitar la sequedad.


Las manos con callos reflejan una actividad profesional física. Getty Images

Si lo que te preocupan son las cicatrices, puedes disimularlas o acabar con ellas aplicando sobre las mismas algunos remedios caseros como aloe vera o una mezcla de azúcar y miel. Otro truco para hacer desaparecer las cicatrices de las manos es ocultarlas del sol, especialmente en verano, para que no se oscurezcan.

Tus uñas reflejan tu salud
Las uñas son unas pueden revelar tu estado de salud con un simple vistazo. Si están débiles y quebradizas, significa que tu alimentación es deficiente en vitaminas. Si aparecen puntos blancos sobre ellas, significa que han sufrido pequeños golpes de los que ni siquiera te has dado cuenta.

Para fortalecer tus uñas, además de mejorando tu alimentación, puedes hidratarlas sumergiéndolas en algún tipo de aceite durante unos 10 minutos. El aceite de oliva es el mejor hidratante para las uñas, el de ricino es alto en vitamina E y el de almendras tiene poderosos beneficios naturales.

Si te gusta llevar las uñas pintadas, es mejor que de vez en cuando las dejes un tiempo sin pintar para que los poros no se obstruyan y no se debiliten. Además, también puedes utilizar un endurecedor de uñas, tanto si vas a pintarlas por encima o si las vas a dejar al natural.


Utiliza cremas específicas para hidratar las manos. Getty Images

Al ser una zona delicada, es mejor que utilices los productos adecuados para las manos. Para proteger las manos, las cremas que utilizas en el resto del cuerpo no son suficientes. Sin embargo, si es cierto que algunos productos para el rostro pueden ayudarte a cuidar tus manso y fortalecer tus uñas.

Generan una buena impresión
Las manos bien cuidadas, hidratadas y con las uñas limpias juegan un papel importante a la hora de acudir a un evento, una entrevista de trabajo o cualquier otra situación que requiera de "una primera impresión".

Unas manos limpias, suaves que no tengan las uñas mordidas ni pintadas de colores llamativos son clave para generar una imagen seria y profesional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine