Magazine Fashion&Arts
Moda

El año de las pieles

En la moda de otoño convive el peluche falso con el pelo verdadero. ¿Por qué ahora? Se reabre la polémica

22.09.2017 | 15:14
Lana Wood, con un leopardo, en 1966.

Una tradición accidental consiste en decorar el hábitat del bebé con animales de peluche. El simbolismo de osos, perros, gatos o conejos, y su tan glosada empatía, acompañan los primeros pasos de los más pequeños como confortables compañeros de juego, pero sobre todo como alter egos cuyo mandato social les otorga la función de ir abriendo los ojos ante la vida, e imaginariamente impartir las primeras lecciones sobre el peligro y el fracaso, que siempre reinvierten en un final feliz. Su tacto suave y cálido calma el miedo a la oscuridad...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine