ÚLTIMA HORA
Ratko Mladic, declarado culpable de crímenes de guerra en la antigua Yugoslavia

Especuladores y especulados

 

JUAN JOSÉ MILLÁS Dicen, como para consolarnos, que gran parte del precio del petróleo es especulativo. En otras palabras, que no se debe a causas reales, que un litro de gasolina, de no ser por los tiburones financieros, valdría mucho menos. Que no nos asustemos, en fin, no es para tanto. Se trata de una burbuja, de una pompa de jabón, de una ampolla que tarde o temprano reventará. Qué bien, que gusto cargar el coche y pagar con el conocimiento de que, aunque te haya costado un ojo de la cara, te podría haber costado medio ojo si no hubiera gente enredando por las bolsas mundiales. Ahora que, bien visto, quizá en el fondo todo sea especulativo. El mercado tiende a la especulación como las plantas hacia la luz, en una suerte de movimiento reflejo que forma parte de su naturaleza. Quiere decirse que predicar que el precio del petróleo es especulativo resulta una tontería. También lo es el del pan y el del pescado y el de la fruta. Incluso el de los políticos corruptos. Probablemente se les podría comprar por la mitad de las cantidades a las que se venden.
¿Acaso no era especulativo el precio de la vivienda? Sí. ¿Y qué? Ello no evitaba que tuviéramos que empeñarnos durante el resto de nuestra vida. Es cierto que ahora empieza a reventar la burbuja, pero no revienta en la cara de los que especulaban, sino en el rostro de los especulados. Los especulados están que se suben por las paredes con toda la razón. No tiene ninguna gracia que lo que compraste por cien valga ahora ochenta, y bajando. Lo mismo ocurrió con la llamada burbuja tecnológica. La gente que invirtió sus ahorros en acciones de ese tipo de empresas lo perdió todo de un día para otro. Y eso que se trataba de un sector de vanguardia. ¿Recuerdan el discurso de la época?
En el altísimo grado de orgullo patriótico provocado por las hazañas de nuestra selección de fútbol, también hay seguramente un punto de inflación especulativa. Se especula con todo, en fin, para inflar su valor de manera artificial. Podemos observar el fenómeno desde el punto de vista del especulador o de la víctima. Cuando alguien, cerca de usted, afirme que el precio de la gasolina es especulativo, no lo dude: o es un especulador o un tonto.

PARTICIPACIÓN

Mallorquines en el Mundo

Mallorquines en el Mundo

Entra en contacto con la comunidad mallorquina de internet.

 
Cuéntenos su Viaje

Cuéntenos su Viaje

Envíanos la crónica de tus vacaciones y participa en el sorteo de un viaje.

 
Anuncios clasificados
Cursos y formación
Búsqueda y ofertas de empleo
Anuncios clasificados
Venta de pisos
Venta de coches

CLASIFICADOS

Clasificados

Clasificados

Ya puedes insertar tu anuncio clasificado en Diario de Mallorca.

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  DIARIO DE MALLORCA |  LOCALIZACIÓN |  REDACCIÓN |  SUSCRIPTORES     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de diariodemallorca.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya