08 de abril de 2018
08.04.2018
Atropello

Encuentran cinco colillas con cannabis en el todoterreno de la joven que arrolló a un pelotón

Prisión para la responsable del atropello tras alegar que solo fumó un porro la noche antes pero las colillas no eran suyas

09.04.2018 | 00:46
La conductora de 28 años detenida por homicidio imprudente y lesiones tras atropellar a nueve ciclistas llega al juzgado de Manacor.
La conductora detenida por arrollar el jueves a nueve ciclistas en Capdepera, uno de los cuales falleció horas después en el hospital, y que dio positivo en cannabis ingresó en prisión ayer a primeras horas de la tarde por orden judicial tras alegar que solo había fumado un porro la noche anterior. Anais M.B., española de 28 años y vecina de  Artà, rompió a llorar en varias ocasiones en su declaración ante la magistrada de guardia de Manacor.

La joven, que está acusada inicialmente de un delito de homicidio imprudente en concurso con otro contra la seguridad del tráfico por hallarse presuntamente bajo la influencia de sustancias estupefacientes además de varios delitos más de lesiones imprudentes, recalcó ayer que no iba drogada la mañana del accidente. La arrestada, que se hallaba muy nerviosa, manifestó que fueron los ciclistas quienes se metieron en su carril, tal como declaró a este diario el viernes apenas media hora antes de ser detenida.

La Guardia Civil de Tráfico encontró cinco colillas de porro en el cenicero de su todoterreno, un Porsche Cayenne, pero ella explicó que no eran suyas. Según su versión, no es la conductora habitual de este coche, es su pareja. Precisamente, recordó que días antes su compañero utilizó el todoterreno con unos amigos, por lo que los porros podían ser suyos.

Anais M.B., defendida por el letrado Miquel Àngel Ordinas, cuenta con varios antecedentes. En 2015 fue interceptada en un control de tráfico por circular bajo los efectos del cannabis y en junio de 2016 fue detenida en el marco de una operación antidroga llevada a cabo por la Guardia Civil en la zona del Llevant de la isla. Además, cuenta con varias infracciones administrativas por consumo de estupefacientes en lugares públicos. Estos antecedentes, unidos a la gravedad de los hechos y a la hoja de sintomatología que presentaba la sospechosa el jueves por la mañana tras atropellar al pelotón de ciclistas (no dejaba de hablar, muy nerviosa y olía a porro), han sido tenidos muy en cuenta por la magistrada de guardia de Manacor, que finalmente ordenó la prisión provisional sin fianza para la detenida.

La joven ayer insistió en que solo fumó un porro la noche de antes y que no estaba drogada. En su declaración ante la juez, de poco más de media hora, recordó que el miércoles estuvo cenando con su hija en casa. Luego, se hizo un porro por la noche y se lo acabó de fumar a las once. A las cinco de la mañana del día siguiente se marchó a trabajar con el coche. Recogió a una trabajadora y fueron a Cala Rajada. Después, iban a otro trabajo a Artà y entonces tuvieron el accidente.

Según indicó, primero adelantó a tres ciclistas en fila india que habían quedado rezagados de un grupo. Luego, intentó adelantar al pelotón principal, pero el grupo "se agrandó" y ocupó su carril, por lo que los embistió. La joven detalló que en el segundo adelantamiento bajó el parasol del coche porque le daba el sol en la cara.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine