07 de abril de 2018
07.04.2018
Atropello múltiple en Capdepera

La conductora que arrolló al pelotón: "No iba drogada, los ciclistas se metieron en mi carril"

"Esa mañana no había consumido cannabis", explicó la joven antes de ser detenida tras la muerte de una de las víctimas

08.04.2018 | 00:35
Los equipos de emergencias atienden a los ciclistas arrollados por el coche de la acusada (en el recuadro), el pasado jueves en Capdepera.
La conductora que el jueves  arrolló a nueve ciclistas en Capdepera y dio positivo por consumo de cannabis se defiende. "No iba drogada. Esa mañana no había consumido. Los ciclistas se metieron en mi carril", aseguró ayer Anais M.B., apenas media hora antes de ser detenida por la Guardia Civil tras la muerte de una de las víctimas. La sospechosa, acusada de delitos de homicidio y lesiones imprudentes y contra la seguridad del tráfico, no declaró ante los agentes pero explicó a DIARIO de MALLORCA que el pelotón se abrió cuando iba a adelantar a los deportistas: "Vi que estaba encima de los ciclistas y pegué un frenazo". La joven, que en 2015 fue interceptada por conducir drogada y en 2016 en una operación contra el narcotráfico, pasará hoy a disposición judicial.

La sospechosa, de 28 años y residente en Artà, aseguró a este diario que cuando se produjo el accidente regresaba a casa junto a una empleada tras pasar la noche trabajando. "No venía de fiesta, sino de hacer una ruta de mi empresa. Llevaba trabajando desde las dos de la mañana", afirmó. Según su versión, no había tomado drogas en las horas anteriores al siniestro y atribuyó el positivo a un consumo de la "noche anterior o de días atrás". "No soy una drogadicta que sale a la carretera a matar a ocho personas", sentenció la joven. Pese a que el jueves no quiso ser sometida a una analítica para confirmar los resultados de la prueba, ayer se mostró convencida de que el contraanálisis dará negativo. "Hay que esperar a la segunda prueba", dijo.

Culpa a los ciclistas

¿Por qué se llevó por delante al pelotón? Según la acusada, por culpa de las víctimas. "Primero había tres ciclistas en fila india y los adelanté", contó. El Porsche Cayenne que conducía se quedó entonces entre dos grupos de deportistas. "Cuando iba a adelantar otra vez [al pelotón principal] estaban de dos en dos. Pero de pronto se pusieron cuatro en paralelo, ocupando casi todo el carril", señaló. "De repente veo que estoy encima de los ciclistas y pegué un frenazo", afirmó la chica, nerviosa durante la conversación y que aseguró que ante la Guardia Civil no pudo declarar el jueves tras el siniestro por su estado anímico. Anais M.B. lamentó el trágico desenlace del siniestro: "Estaría encantada de pedir disculpas a los familiares".

La joven se mostró también afectada por los insultos recibidos en las redes sociales tras el accidente. "Mi Facebook da miedo. Me están insultando, publicando mi foto en todas partes... Es un machaque", señaló. Su muro de esta red social estaba ayer repleto de comentarios contra ella. Algunos cuestionaban que tras el accidente la joven examinara el estado de su coche, con cuantiosos daños por el brutal impacto. "Es mentira que estuviera preocupada por cómo había quedado. Lo que decía era que le iba a prender fuego, porque desde que lo compré solo me ha traído la envidia y la maldad de la gente", aseguró.

Unos minutos después de ofrecer su versión de lo ocurrido a este periódico, Anais M.B. fue detenida. La muerte, el jueves por la noche, de uno de los ciclistas a los que arrolló llevó a la Guardia Civil a citarla a declarar de nuevo en el cuartel de Manacor. La autopsia confirmó que las graves lesiones sufridas en el atropello le causaron un fallo multiorgánico.

Cuando la joven se presentó a la cita, los investigadores la arrestaron por un delito de homicidio imprudente, ocho de lesiones imprudentes y otro contra la seguridad del tráfico. Asistida por el letrado Miquel Àngel Ordinas, la acusada se acogió, como había hecho el día anterior, a su derecho a no declarar ante los agentes.

La sospechosa se mostró muy nerviosa, inquieta y llorosa y acabó pidiendo asistencia médica. La Guardia Civil la trasladó por la tarde al hospital de Manacor, donde le administraron un tranquilizante. Entonces fue conducida al cuartel de Artà, en cuyos calabozos estaba previsto que pasara la noche para ser puesta hoy por la mañana a disposición del juzgado de guardia de Manacor.

Anais M.B. ya había sido detenida otras veces. En el año 2015 fue interceptada en un control de tráfico en la zona del Llevant de la isla y dio positivo en la prueba a la que fue sometida. El test, como ocurrió anteayer, reveló que había consumido cannabis. En junio de 2016 figuró entre las 19 personas detenidas en la 'Operación Formosa', una investigación de la Guardia Civil contra el tráfico de drogas llevada a cabo en Manacor, Artà, Sant Llorenç y Son Servera. La joven fue puesta en libertad por los propios investigadores y todavía no ha sido citada a declarar por el juzgado que instruye el caso. Además, en su historial figura otro arresto por un delito de daños intencionados por haber causado destrozos adrede en un vehículo.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine