06 de abril de 2018
06.04.2018
 

El ciclista muerto en Mallorca: "La suerte está detrás del esfuerzo"

Christoph Bohnen era el más cualificado de los ciclistas del pelotón que fue arrollado por una conductora drogada

07.04.2018 | 01:19
Christoph Bohnen
Christoph Bohnen era, sin duda, el más cualificado de los ciclistas que pedaleaban el jueves por la carretera, a la altura del polígono de Capdepera, antes de que un todoterreno le segara la vida de cuajo. Nacido en Mönchengladbach, en Westalia, hace 47 años no había abandonado nunca su pasión por la bicicleta y había llegado a las cotas más altas del ciclismo amateur. Este asesor fiscal, casado y con dos hijos, siempre anteponía un reto físico al que hacer frente. Había corrido 20 maratones y otras tantas medias maratones a un nivel que bordeaban con el mundo profesional. En 2006 corrió el maratón de Múnich en 2.45.29 y la media maratón de Verl en 1.15.51.

A partir de entonces descubrió su verdadera pasión: el ciclismo. El paso intermedio antes de dedicarse en cuerpo y alma a su pasión fue el triatlón. En esta discipilina exhibió sus dotes físicas hasta culminar con éxito cuatro Ironman y otros muchos de media distancia. En la prueba más exigente realizó su mejor marca de nueve horas, 33 minutos y 34 segundos.

Uno de sus más grandes desafíos los asumió en 2016 con la Raam Race. Allí acometió una vuelta ciclista por Estados Unidos similar al Tour de Francia. Eso sí, sin etapas. Los más osados son capaces de acometer en menos de diez días un infernal recorrido de 4.800 kilómetros. Christoph Bohnen pertenecía a un selecto grupo. "La suerte está detrás del esfuerzo", sentenció a modo de carta de presentación antes de afrontarla.

Hace unas semanas, Christoph Bohnen vino a Mallorca para poner en práctica su pasión por el ciclismo. Su punto de encuentro siempre era un hotel de Cala Rajada. En la mañana del jueves, con una decena de amigos, se disponían a subir al Puig Major. Una ruta de más de 200 kilómetros. Un Porsche Cayenne Turbo, a cuyo volante iba una mujer bajo los efectos del cannabis, arrolló al pelotón y le dejó en estado crítico en mitad de la carretera. Fue trasladado en estado crítico al Hospital de Manacor. Y, en un intento desesperado por salvar su vida, fue conducido al hospital de referencia de Balears -Son Espases- donde falleció en la noche del jueves. "Era el mejor", apuntó el touroperador Hannes Blaschke, que le había traído a la isla, y leyenda del Iron Mar de Hawai.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine