03 de abril de 2018
03.04.2018

La Guardia Civil halla en Cala Sant Vicenç los restos del velero desaparecido el viernes

La embarcación fue encontrada por los buceadores a nueve metros de profundidad y a tres metros de distancia de la costa

03.04.2018 | 20:51
La Guardia Civil halla en Cala Sant Vicenç los restos del velero desaparecido el viernes
La Guardia Civil halla en Cala Sant Vicenç los restos del velero desaparecido el viernes
La Guardia Civil ha confirmado que los restos que habían aparecido la noche del lunes en Cala Sant Vicenç pertenecen al velero desaparecido. Submarinistas del Instituto Armado cotejaron en una de sus inmersiones que la matrícula correspondía al ´Semental III´, cuyo rastro se perdió el pasado viernes después de zarpar del Masnou hacia Eivissa. Hasta el momento no hay noticias de su único tripulante.

Una llamada de un practicante de pesca submarina a Salvamento Marítimo alertaba, sobre las nueve y media de la noche del lunes, de que se había topado con restos de una embarcación y que podría tratarse del velero que estaban buscando.

Un dispositivo especial de la Guardia Civil se activó a primera hora de la mañana y se encaminó hacia el lugar señalado. En primer lugar, el helicóptero del Instituto Armado sobrevoló la zona y confirmó la presencia de los restos de un velero que había sufrido un naufragio. De hecho, estaba a unos tres metros de la costa y sumergido a unos nueve metros de profundidad.

Una patrullera del Servicio Marítimo y los submarinistas del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) del Instituto Armado acudieron también hasta este punto.

Ya desde un principio, los vestigios del barco apuntaban a que podría tratarse del ´Semental III´. No obstante, este extremo solo se pudo confirmar por completo después de que los buceadores de la Guardia Civil llegaran al lugar donde se encontraba el casco de la embarcación y comprobaran que la matrícula era la del velero desaparecido.

Previamente, los investigadores de la Guardia Civil también habían pedido una orden judicial para geolocalizar el teléfono móvil del único tripulante de la embarcación. Se trata de César Alberto C., argentino de 37 años. Este había enviado un whatsapp a su pareja en el que alertaba de que había sufrido una avería en el motor, la vela estaba rota y se encontraba a la deriva. También aseguraba que se encontraba cerca de la costa de Mallorca.

Sin rastro del patrón

Una vez que se había confirmado que el velero era el ´Semental III´ los buceadores de la Guardia Civil escudriñaron las inmediaciones para tratar de localizar al tripulante de la embarcación. Pese a las reiteradas y prolongadas inmersiones que realizaron, la búsqueda del desaparecido resultó infructuosa.

El dueño del ´Semental III´ zarpó sobre las cuatro de la madrugada del pasado viernes del puerto barcelonés de El Masnou. Su intención inicial era dirigirse a Eivissa. Sin embargo, escogió una jornada de fuerte oleaje con una serie de condiciones adversas.  César Alberto C. no estaba familiarizado con el velero, ya que lo acababa de comprar. También había obtenido recientemente la titulación necesaria para gobernar la embarcación.

Al parecer, en el momento de zarpar iba a bordo de la embarcación un patrón de barco profesional, contratado por el propietario.

Ante las pésimas condiciones de navegación, el marino le instó al dueño a que le dejara de inmediato en tierra firme. El comprador del velero accedió y, pese a su poca experiencia, decició ponerse al timón y proseguir la difícil travesía en mitad de un temporal infernal.

Los problemas no tardaron en aparecer. Hasta el punto de que se quedó a la deriva después de que el motor sufriera una avería y la tela se le rasgara por los fuertes vientos. El velero quedó a merced del oleaje y su posición se perdió por completo.

De hecho, las primeras labores de rastreo se tuvieron que realizar solo desde el aire debido a las pésimas condiciones del mar. Los expertos de Salvamento Marítimo realizaron una simulación de la deriva de la embarcación y, sobre estos puntos, fue donde primero se buscó. Un avión y un helicóptero sobrevolaron la zona. También se unió a esta misión una aeronave del SAR.

En la tarde del lunes, el piloto de un avión de Salvamento Marítimo avistó restos de velas en las inmediaciones del Cap de Formentor. Allí acudió una embarcación y un helicóptero de esta institución, pero no encontraron nada.

Ya por la noche, un aficionado a la pesca submarina comunicó que se había topado con los restos de un velero en Cala Sant Vicenç. A la postre, fue la pista buena.

 



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine