Accidente laboral

Un obrero de 41 años muere tras caer desde un cuarto piso por el hueco de un ascensor

La víctima se precipitó al vacío desde una altura de 15 metros en un edificio junto al Born de Palma y falleció en el hospital

14.02.2018 | 11:56
Un obrero de 41 años muere tras caer desde un cuarto piso por el hueco de un ascensor
Un obrero de 41 años muere tras caer desde un cuarto piso por el hueco de un ascensor

Un obrero de 41 años murió ayer tras caer desde el cuarto piso de un edificio, por el hueco de un ascensor, en Palma. La víctima, Juan Alfredo R.M., se precipitó al vacío desde unos 15 metros de altura. Recibió un golpe muy fuerte en la cabeza y tuvo que ser reanimado por los efectivos sanitarios. Los bomberos lo rescataron y trasladaron hasta la ambulancia, una maniobra entorpecida por un coche mal aparcado. La Policía Local le abrió paso hasta son Espases, donde llegó en estado crítico y falleció poco después. La Policía Nacional y la conselleria de Trabajo han iniciado ya sendas investigaciones sobre el siniestro.

El accidente laboral ocurrió pasadas las tres y media de la tarde en un edificio situado en el número 3 de la calle Mà del Moro, en el casco antiguo de Palma, muy cerca de la plaza de la Reina.

Un grupo de obreros de la empresa Costa Nord trabajaba en la reforma de la finca de cuatro pisos cuando uno de ellos se precipitó desde el ático del inmueble. Cayó por el hueco de un ascensor a lo largo de 15 metros y acabó malherido en la planta baja.

Sus compañeros alertaron enseguida a los servicios de emergencias. Varias patrullas de la Policía Local y la Policía Nacional, una UVI móvil del Ib-Salut y dotaciones de los Bombers de Palma acudieron de inmediato al lugar del accidente. La víctima yacía inconsciente sobre un gran charco de sangre por las gravísimas lesiones sufridas en la cabeza.

Los efectivos sanitarios comprobaron que no tenía constantes vitales. Sufría una parada cardiorrespiratoria y durante casi una hora le practicaron maniobras de resucitación. Sus esfuerzos fueron fructíferos y el obrero fue reanimado.

Los bomberos lo inmovilizaron en una de sus camillas y lo llevaron a la ambulancia. Un coche estacionado en mitad de la calle impidió al vehículo sanitario llegar hasta el edificio. Bomberos y facultativos tuvieron que llevar la camilla por un estrecho paso entre el turismo y la pared de un edificio. La Policía Local sancionó al infractor.

Era preciso que la víctima llegara cuanto antes al hospital. En Son Espases activaron el código trauma, un protocolo para activar a los equipos médicos que tratan este tipo de lesiones, y la Policía Local montó una alerta verde. El dispositivo movilizó a varios motoristas, y mientras unos escoltaban el vehículo sanitario otros se apostaban en rotondas y cruces para cortar el tráfico y agilizar su desplazamiento al hospital. El trabajador ingresó en Son Espases al filo de las cinco y media de la tarde en estado crítico, pero finalmente falleció dos horas más tarde.

Ayer mismo empezaron a realizarse las primeras investigaciones para aclarar en qué circunstancias se produjo el accidente laboral. Tanto la Policía Nacional como la conselleria de Trabajo se movilizaron. Agentes de la Policía Científica y el grupo de Homicidios se desplazaron a la obra para inspeccionar la finca y tratar de esclarecer si falló alguna de las medidas de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine