Conmoción entre los vecinos de Costa d'en Blanes

Todos hablan con cariño de él y de su mujer, Elena, que se encuentra en estado grave en Son Espases, tras ser apuñalada varias veces por su hijo

12.01.2018 | 14:34
Conmoción entre los vecinos de Costa d'en Blanes
Conmoción entre los vecinos de Costa d'en Blanes

La muerte de Pedro Serra ha conmocionado a los vecinos de la calle Santa Lavina de Costa d´en Blanes. Todos hablan con cariño de él y de su mujer, Elena, que se encuentra en estado grave en Son Espases, tras ser apuñalada varias veces por su hijo.

Tomeu Deudero fue testigo de la detención del joven, Bodgan K., pocos minutos después de que, presuntamente, matara a su padrastro y asestara varias puñaladas a su madre. "Yo estaba viendo la tele y llamaron al interfono. Contestó mi mujer y me dijo que era un señor dando voces. Encendí las luces y bajé", explica. Cuando llegó, se encontró con otro vecino que se encontraba muy nervioso. "Es que Pedro está en el suelo", le dijo, "creo que se están peleando muy fuerte. Ayúdame. Ven conmigo hasta allí, que yo solo no me atrevo". Con la voz entrecortada, Tomeu relata que aceptó acompañar a su vecino hasta el chalé de Pedro Serra. Pero justo cuando se dirigían hacia allí, vieron llegar dos coches de policía y se detuvieron.

Los agentes habían sido movilizados por el servicio de emergencias del 112, que había recibido numerosas llamadas de vecinos de la calle Santa Lavinia, alertando de una pelea y gritos en el interior de un chalé. También llamó el joven Bogdan para confesar que había matado a su padrastro y herido de gravedad a su madre.

"Lo bajaban con la cabeza hacia abajo y lo metieron en el coche", explica Tomeu. "El puñal que llevaba lo había tirado. Lo sé porque escuché cómo él les decía que seguramente lo había lanzado por encima de las tejas". Al oír esto, el otro vecino que se encontraba junto él le gritó: "Bogdan, ¿qué has hecho?".

"Después, oímos como la policía informaba de un óbito y otro posible óbito". Fue entonces cuando los dos hombres tuvieron consciencia de lo que había ocurrido. "Vi que metieron una camilla con alguien tumbado en la ambulancia. Pero no sabía si era Pedro o si era Elena".

Se trataba de la mujer y madre del detenido. Sufría varias heridas incisas en brazos y abdomen, y había perdido mucha sangre. Los efectivos del 061 la trasladaron con urgencia al hospital Son Espases, donde fue operada de urgencia.

"Era una excelente persona"

Tomeu Deudero habla con cariño del fallecido. "Pedro me parece una persona excelente", dice sin poder contener el llanto. Recuerda también al joven, de 25 años. "Parecía un chico normal, yo le llevé una vez a Palma. Me contó que quería entrar en el ejército". Sin embargo, el fallecido en más de una ocasión le había confesado que su hijastro "le daba problemas".

Maria Salut Company, otra de las vecinas de la pareja, asegura sentirse "espantada" por lo ocurrido. "No nos lo esperábamos". Cuenta que la pareja había comprado el chalé hace diez año. "Vinieron a vivir aquí con el chico, que por entonces era muy joven, tendría unos quince años". En los últimos años, Maria Salut dice que el detenido ya solo vivía con ellos "a temporadas". "Últimamente les ayudaba con el jardín".

Anoche, no escuchó nada raro. "El chico hablaba alto, pero no oímos gritos de auxilio ni nada". "Esto es horrible. Estamos espantados"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine