Rescate

Rescate en el Valle del Silencio

El herido facilitó su auxilio al telefonear a los servicios de emergencia y enviar su posición por el móvil

17.12.2017 | 02:45
Los efectivos de rescate atienden al cazador herido en el interior del agujero.

Laboriosa operación de salvamento. Un cazador de 37 años se precipitó desde cinco metros, junto con sus dos perros, en la zona de La Vileta. Bombers de Palma y efectivos del Grupo de Montaña de la Guardia Civil acudieron a socorrerle en un angosto agujero. La víctima fue evacuada en el helicóptero del Instituto Armado a Son Espases

Un laborioso rescate de casi cuatro horas tuvo lugar ayer en el Valle del Silencio, a espaldas del cementerio de La Vileta, para salvar a un cazador. de 37 años, que se había caído a un pozo de cinco metros de profundidad junto con sus dos perros. La víctima tuvo que ser evacuada en el helicóptero de la Guardia Civil hasta Son Espases en estado grave, con politraumatismos.

Los hechos ocurrieron sobre las 11.50 horas. Un cazador se encontraba en el Valle del Silencio, detrás del cementerio de La Vileta, cuando se cayó junto con sus perros en un pozo oculto entre la maleza a unos cinco metros de profundidad. El hombre mantuvo la frialdad suficiente para llamar a los servicios de emergencias desde su teléfono móvil y enviar los datos de su posición.

De inmediato, un dispositivo especial se activó a través del 112. Bombers de Palma y efectivos del Grupo Especial de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil se desplazaron para tratar de izar a la víctima hasta la superficie. El principal problema con el que se toparon los servicios de rescate fue lo angosto del agujero para acceder al lugar donde se encontraba el cazador, poder moverse y colocarle la camilla.

Durante cuatro horas

La operación de salvamento se prolongó durante casi cuatro horas. Los servicios de rescate tuvieron que instalar unas poleas para poder descolgarse hasta el lugar donde se encontraba la víctima. Una vez logrado este objetivo, le colocaron debajo camillas flexibles para izarlo hasta la superficie. El cazador presentaba fuertes dolores en la espalda y en una pierna.

Una vez que la víctima pudo ser sacada al exterior, las asistencias sanitarias del Ib-salut, que habían acudido en una UVI móvil, la examinaron. Los facultativos dieron el preaviso hospitalario a Son Espases para que activaran el código trauma. Ante la dificultad que representaba la evacuación del cazador, fue trasladado hasta el hospital de referencia de Balears a bordo del helicóptero de la Guardia Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine