Repatrian el cadáver de la mujer que murió en Palma tras una liposucción

20.09.2017 | 02:15

El cadáver de Fátima Cherkaoui, la mujer de 45 años que falleció en Palma el pasado mes de marzo tras someterse a una liposucción en un centro privado, fue repatriado ayer a su país, Marruecos. El trámite ha sido autorizado por el juez que instruye el caso de presunta negligencia médica, que considera que ya no será necesario practicar nuevas pruebas forenses.

Fátima Cherkaoui , marroquí de 45 años y vecina de Santa Maria, murió el pasado 6 de marzo en Son Espases, donde fue ingresada de urgencia tras sufrir una hemorragia masiva durante una liposucción en un centro médico privado de Palma. Tras su fallecimiento, la Policía Nacional abrió una investigación por una presunta negligencia médica, y el juzgado imputó al médico que la operó y al anestesista –y también socio propietario del centro médico– por un supuesto delito de homicidio imprudente. Los dos facultativos descargaron la resposabilidad de la muerte en el equipo sanitario del 061 que trasladó a la víctima a Son Espases.

El abogado que representa a la familia de la fallecida, Rafael Martín Bueno, comentó ayer que está a la espera de que el juez tome declaración como testigos al personal del 061 que atendió a la mujer y a los médicos del hospital de Son Espases.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine