LGTBIfobia

Dos denunciados por insultar al personal que colgaba una bandera gay en la sede del PSIB

Los acusados, uno de ellos de estética neonazi, increparon a los militantes que desplegaban la enseña por el Día del Orgullo LGTB

01.07.2017 | 00:51
La bandera arcoíris por la que fueron increpados los denunciantes, en el balcón de la sede central del PSIB, en la calle Sindicat de Palma.

La Policía Local de Palma ha denunciado a una pareja por insultar a varias personas que estaban colgando una bandera gay en el balcón de la sede del PSIB con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTB. Los acusados, un hombre de 40 años con estética neonazi y una mujer de 34, les increparon con expresiones homófobas, retándoles a bajar a la calle para enfrentarse a ellos. Los sospechosos se enfrentan ahora a una sanción administrativa que superará los 1.000 euros y a un procedimiento judicial, según explicaron fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, cuando se celebraba el Día Internacional del Orgullo LGTB. Hacia las dos de la tarde, varios militantes del PSIB estaban desplegando y colgando una gran bandera arcoíris en el balcón de la sede central del partido, en las calles Sindicat y Miracle. En ese momento, una pareja empezó a gritarles desde la calle. "¡Maricones de mierda! ¡Átala bien, no se vaya a caer! ¡Bajad!", clamaron.

Tatuajes neonazis


Desde las oficinas del PSIB llamaron enseguida a la Policía Local para denunciar lo ocurrido. Una patrulla acudió a la zona y comprobó que los dos acusados se habían marchado ya del lugar. Los agentes recabaron información sobre su aspecto y, con su descripción física, dieron una batida por las calles cercanas para intentar dar con ellos.

Pocos minutos después, ambos fueron interceptados cerca de la sede del PSIB. Los policías identificaron a los dos sospechosos, un hombre de 40 años y una mujer de 34, ambos españoles y residentes en Mallorca. Él lucía varios tatuajes con símbolos neonazis, como un águila y varias runas, según las fuentes policiales consultadas por este diario. No fueron detenidos y los agentes, tras obtener sus datos personales, les dejaron marchar.

El Servicio de Atención a los Delitos de Odio e Intolerancia (SADOI) de la Policía Local de Palma se ha hecho cargo del caso. El PSIB ha presentado una denuncia por estos hechos, con la que el SADOI elaborará en los próximos días una denuncia penal por un presunto delito de injurias para remitirla a los juzgados de Palma.

Además, se iniciará contra ellos un procedimiento administrativo en aplicación de la ley contra la LGTBIfobia aprobada el año pasado por el Parlament. Las mismas fuentes señalaron que por esta vía los dos sospechosos serán sancionados con un mínimo de mil euros.

Esta es la segunda actuación policial de la semana por insultos y vejaciones contra este colectivo en Palma. El pasado martes la Policía Nacional dio a conocer la detención de un hombre acusado de un delito de odio por haber publicado en su perfil de Twitter numerosos mensajes vejatorios e insultantes contra homosexuales y transexuales.

El sospechoso tenía una intensa actividad en esta red social, donde había publicado más de 4.000 mensajes. Muchos de sus 'tuits' contenían expresiones ofensivas contra el colectivo LGTBI.

Los investigadores encargados del caso iniciaron las pesquisas al recibir una denuncia de la asociación Arcópoli. Los policías rastrearon el perfil de ese usuario de Twitter y finalmente lograron identificar al acusado y averiguaron que residía en Palma, donde fue detenido como presunto autor de un delito de odio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine