Detenido en Eivissa por matar y descuartizar a una mujer en Tailandia

El británico Shane Looker, que tenía una orden de búsqueda, fue arrestado por la Guardia Civil

09.06.2017 | 01:08
Shane Looker, ayer, cuando era conducido por la Guardia Civil al juzgado de Eivissa.

La Guardia Civil de Eivissa arrestó a un ciudadano británico sobre el que pesaba una orden internacional de búsqueda y captura, acusado de matar y descuartizar a una mujer en Tailandia. El detenido fue puesto ayer al mediodía a disposición judicial e ingresó en prisión por orden de la Audiencia Nacional, a la espera de su extradición, según informó el TSJB.

La Guardia Civil tenía conocimiento de que el detenido se encontraba en Eivissa. La investigación se centró en el vehículo del británico, lo que permitió que fuera localizado y detenido cuando se disponía a pasar la revisión de su coche, ayer por la mañana, en un taller mecánico de la isla.

El detenido ha sido identificado como Shane Looker, un hombre de unos 47 años buscado por un homicidio ocurrido en Tailandia en noviembre de 2014, cuando fue hallado el cuerpo descuartizado de una joven bailarina en una maleta. El británico es la última persona a quien se vio junto a la víctima, Laxami Manochat, de 31 años, según varias imágenes obtenidas de cámaras de seguridad en la zona de bares donde fue vista por última vez en compañía de Looker, según publicó el Daily Mirror.

Se da la circunstancia de que quien desveló la identidad del hombre fue el diario tailandés Stickboy, según el rotativo inglés. Como resultado de esta investigación periodística, la policía tailandesa obtuvo "pruebas de ADN" que vinculan al británico, que escapó del país, con el brutal hallazgo y pidió la colaboración internacional para dar con él.

Los acontecimientos de este suceso arrancan el 9 de noviembre de 2014, cuando la policía de Bangkok hacía un macabro descubrimiento: un cuerpo desmembrado dentro de una maleta en el río Mae Klong.

El cadáver pertenecía a una bailarina de barra tailandesa, Laxami ´Pook´ Manochat y, tras una extensa investigación, finalmente comenzó la búsqueda internacional del británico Shane Looker (de 45 años en ese ápoca), ya que pesaba sobre él la certeza de que había cometido ese asesinato.

El cuerpo de la bailarina fue cortado en pedazos para poder meterlo en la maleta que finalmente se encontró unos 120 kilómetros al sur de la ciudad.

La policía nacional del país aseguró que Looker y Manochat fueron grabados por una cámara de seguridad saliendo de la plaza Nana de Bangkok, una zona en la que cientos de extranjeros van a la búsqueda de sexo y alcohol. Looker entró en Tailandia el 31 de octubre de 2014 y fue visto por última vez con la joven.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine