24 de marzo de 2017
24.03.2017
Tribunales

Condenado a 18 años de cárcel un pederasta alemán por violar a un menor en Palma

La Audiencia ordena que se investigue al sospechoso, que trabajaba en una ONG de la ciudad, por otro delito sexual sobre otro adolescente

25.03.2017 | 02:32
El acusado, un alemán de 42 años, ayer durante el primer día del juicio en la Audiencia de Palma.

La Audiencia de Palma ha condenado a 18 años y un mes de prisión a un pederasta alemán por violar de forma continuada a un menor de entre 13 y 14 años, al que tenía acogido en su domicilio a mediados y finales de 2015 en la ciudad. El procesado, de 42 años y que trabajaba en una ONG de Palma, un comedor social, hacía que el adolescente viera con él vídeos de material pedófilo y pornográfico cuando ambos se hallaban a solas en casa. Además, sometió al perjudicado a varias prácticas sexuales diciéndole que si no accedía, le haría daño a su madre y a su hermana.

El tribunal de la sección primera también ha ordenado que se investigue al sospechoso, que fue condenado a casi nueve años de cárcel en 2003 por hechos similares por un juzgado de Arenys de Mar (Barcelona), por otro delito sexual sobre otro menor que declaró durante el juicio y que reveló nuevos hechos.

La sala considera al germano autor responsable de un delito continuado de agresión sexual con acceso carnal a menor de 16 años, con superioridad; otro delito continuado de exhibición de material pornográfico a menor de edad y un tercer delito continuado de exhibición de material pornográfico infantil. Además de los 18 años de cárcel, el tribunal le prohíbe aproximarse y comunicarse con el perjudicado por un periodo de 30 años y también le impone ocho años de libertad vigilada y la inhabilitación para ejercer cualquier profesión u oficio sea o no retribuido que conlleve contacto regular y directo con niños por tiempo de 22 años. En concepto de responsabilidad civil, la Audiencia de Palma fija una indemnización de 12.000 euros.

Según se declara probado en la sentencia, que aún no es firme, el alemán acusado fue sentenciado a ocho años y diez meses de prisión en 2003 por un juzgado de lo penal de Arenys de Mar por abusos sexuales, utilización de menores con fines pornográficos, exhibición y difusión de material pornográfico y tráfico de drogas. El hombre cumplió esta condena en 2011 y la pena le fue cancelada en febrero de 2015.

Poco después, entre los meses de marzo a diciembre de 2015, el procesado convivió casi a diario con un menor, que tenía entre 13 y 14 años en esas fechas, en dos domicilios de Palma. En la segunda vivienda, ubicada en el barrio de Son Gotleu, el adolescente solía pernoctar y acudir preferentemente los fines de semana. Su madre vivía sola con él y con su hermana de ocho años y atravesaba por problemas económicos y también de espacio, razones por las que el acusado empezó a cuidar del adolescente. Así, le tenía acogido en su casa ejerciendo sobre él una relación paternal.

Durante ese periodo, la mayor parte del tiempo estaban solos el menor y el alemán en su vivienda. El hombre le ponía vídeos porno y material pedófilo y se masturbaba delante de él. También le pedía que él se tocara, sin que conste que lo consiguiera. El sospechoso le convencía para ver las grabaciones indicándole que si se negaba a hacerlo o no volvía más a su casa o le haría daño a su madre y a su hermana, por lo que el perjudicado accedía.

Según detalla la sentencia, en esa época, al menos en dos ocasiones el germano le realizó felaciones aprovechando que el menor estaba dormido. Si se despertaba y no quería, el hombre le decía que haría daño a su madre y a su hermana. También le pedía tener sexo completo con él, pero la víctima se negaba hasta que un día accedió debido a la insistencia del procesado y el miedo que sentía ante las continuas advertencias de que le haría daño a sus familiares.

Como consecuencia de los hechos vividos, el perjudicado sigue tratamiento psicológico, ya que su desarrollo se ha visto afectado tanto en el área social como en la emocional y también presenta una alteración grave a todos los niveles, lo que requiere un largo periodo de tiempo de terapia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine