19 de marzo de 2017
19.03.2017
Seguridad

La nueva Policía Local de Palma

La concejalía prepara una revolución interna para superar el desánimo y recuperar el prestigio tras los casos de corrupción

19.03.2017 | 00:55
Presentación de los nuevos coches patrulla de la Policía Local, el pasado mes de enero en el cuartel de Sant Ferran.

La reorganización del cuerpo. Acosada por la investigación de la operación Sancus, que se ha llevado por delante a una treintena de agentes y mandos, la Policía Local de Palma afronta este año un ambicioso plan que pasa por eliminar las unidades más afectadas por la trama y recuperar los trabajos de prevención y atención a las víctimas. También contará con un estricto código ético para evitar nuevas tentaciones

Adiós a unidades devastadas por la corrupción, como la Patrulla Verda, pero también a otras que aún mantienen buena fama, como las Unitats d´Intervenció Immediata (UII). Impulsar la policía de proximidad y la figura del policía tutor. Mejorar la atención a las víctimas. Y sobre todo, cambiar el sistema de trabajo, y acabar con las unidades estancas, para lograr que los agentes sean polivalentes. Estas son algunas de las modificaciones previstas, una auténtica revolución interna, que el Àrea de Seguretat de Cort pretende llevar a cabo en la Policía Local de Palma antes de fin de año con un doble objetivo: superar el desánimo en la plantilla y recuperar el prestigio perdido.

La Policía Local de Palma lleva años acosada por la corrupción. La larguísima instrucción de la operación Sancus, que desveló una trama de sobornos y relaciones irregulares de determinados agentes con empresarios de la noche, se ha saldado con una treintena de policías detenidos o imputados –incluidos varios de los jefes anteriores– y ha tenido como efecto colateral el desprestigio del colectivo, en el que ha cundido el desánimo. Para combatir estos dos fenómenos el Àrea de Seguretat del Ayuntamiento, encabezada por la concejala Angélica Pastor, prepara toda una batería de cambios organizativos que se pretende que constituya una auténtica revolución interna. El objetivo es casi una refundación del cuerpo, una nueva Policía Local, libre de las conductas que propiciaron la proliferación de corruptos.

Estas son algunas de las claves que marcarán la futura Policía Local de Palma:

Policía tutor

La primera medida: reforzar el modelo de prevención. Fue la primera decisión importante que se ha tomado en esta nueva etapa. La regidora de Seguretat, Angélica Pastor, incide que el modelo policial de PP se basaba en la represión, en la persecución de delitos, pero las figuras preventivas, como la que representa el policía tutor, se habían eliminado. Este grupo de policías mantendrá contacto permanente con los centros escolares para prevenir casos de consumo de drogas o acoso escolar.

Unidades eliminadas

Los grupos de intervención se unen en la nueva Uipol. La Patrulla Verda, el Grup d´Actuació Preventiva (GAP), la Unitat de Seguretat Integral (Usei) y las Unitats d´Intervenció Immediata (UII) desaparecen. Algunos de estos grupos han quedado desmantelados por las investigaciones de corrupción. Tienen muchos policías apartados y han dejado de ser operativos.

En el caso de la Patrulla Verda, la prioridad de los responsables policiales es dar seguridad jurídica, dejar claro cómo hacer las inspecciones. Se va a establecer un protocolo de actuaciones, con órdenes claras. Este grupo dependerá directamente de la Jefatura, y dejará de estar sometido al Negociado de Actividades, como hasta ahora. Se creará un grupo potente con un nuevo nombre: Unidad de Medio Ambiente y control de Actividades. Tendrá una fuerte presencia por las noches para atender quejas por ruidos y horarios, y un incremento del personal.

El GAP, la Usei y las UII, que cuentan con un total de unos 200 efectivos, se integrarán en una nueva unidad: la Uipol (Unitat d´Intervenció Policial). Será la unidad más reactiva, una mezcla de las funciones de las tres. Tendrá unas 130 personas, lo que supone ahorrar unos 70 agentes. Con los excedentes se pretende reforzar la Unidad Nocturna, la emisora, la sustituta de la Patrulla Verda y la Policía de Barrio.

Unidad canina y montada

Se fusionan en la Unidad de Protección Animal. La Unitat Canina y la Montada se fusionan para ahorrar personal. Se pretende darles más presencia en la calle. Su nombre cambiará a Unidad de Protección Animal, con un cambio de directrices. Estará más centrada en casos de maltrato animal.

Asuntos internos

Auditorías para analizar la eficacia de las actuaciones policiales. El Departament d´Assumptes Interns (Dasi) se mantiene, pero se encarga además de realizar auditorías internas. No se encargan solo del régimen disciplinario, sino también de vigilar la eficacia policial y la atención al ciudadano.

Atención a las víctimas

Evitar molestias y mejorar el trato a los denunciantes. La Oficina de Atención a Víctimas de Violencia de Género se amplía a víctimas de todo tipo de delito. Incluyen cambios en el protocolo para evitar, por ejemplo, que una mujer maltratada tenga que esperar en la puerta a que la atiendan, o que sea trasladada al cuartel en la zona habilitada para detenidos de un coche patrulla. Entre los planes previstos estaría la posibilidad de que se pueda presentar la denuncia en el mismo domicilio, con el ordenador portátil del policía.

Delitos de odio

La nueva unidad tramita ya varias denuncias a la semana. La recientemente creada Oficina de Atención a Víctimas de Delitos de Odio se encarga de casos de racismo, xenofobia, homofobia o persecución religiosa. Está recibiendo media docena de denuncias a la semana.

Redes sociales

Mejorar el contacto con los ciudadanos. La Policía pretende mejorar el uso de las redes sociales, para tener un contacto directo con los ciudadanos. La cuenta de Facebook cuenta ya con 15.000 seguidores y unos mil en Twitter. Por esta vía han llegado ya informaciones útiles, como la que condujo a la reciente detención de una banda de trileros en s´Arenal

Código ético

Reglas de conducta claras para evitar corruptelas. Los responsables de la Policía están seleccionando un comité, con expertos en Derecho, para elaborar un código ético de la Policía, que se plasmará en un documento de obligado cumplimiento. Será el primer codigo ético de un cuerpo de Policía de Balears. Según explica Angélica Pastor, "pretende resolver dudas como por ejemplo, si paso delante de un bar y me invitan a una cocacola, ¿es ético? Parece una tontería, pero son decisiones particulares que pueden perjudicar a toda la Policía?.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Sucesos

Los policías se niegan a venir a Balears por los altos alquileres

Los policías se niegan a venir a Balears por los altos alquileres

El sindicato denuncia que el elevado precio del alquiler exprime el sueldo de los agentes - El SPP...

Tres muertos al chocar contra un autobús con 45 turistas mallorquines en Palencia

Todos los viajeros de la isla, miembros de un grupo del Imserso, resultaron ilesos ? Los...

Accidente de un autobús en Palencia: "Estamos bien porque nuestro chófer fue muy prudente"

Accidente de un autobús en Palencia: "Estamos bien porque nuestro chófer fue muy prudente"

Andreu Genovart, párroco de Manacor, viajaba en el autocar siniestrado y explica cómo ocurrió el...

Queman más de una tonelada de droga decomisada en los últimos seis años en Baleares

Queman más de una tonelada de droga decomisada en los últimos seis años en Baleares

Destruidos 506 alijos de marihuana, cocaína, MDMA, hachís y heroína incautados por las fuerzas de...

Dos funcionarios de la cárcel niegan ante el juez haber torturado a un preso

Dos funcionarios de la cárcel niegan ante el juez haber torturado a un preso

Los trabajadores, acusados de un delito de lesiones, dicen que estaba muy agresivo y lo redujeron

Enlaces recomendados: Premios Cine